top of page

"El hombre gris" de Joe y Anthony Russo

El presupuesto no lo es todo.

"El hombre gris" es una de las apuestas más grandes de Netflix con un presupuesto de 200 millones de dólares, un elenco de estrellas, una exitosa pareja de directores y un material base que pretende iniciar una franquicia. El resultado es, irónicamente, gris.

Mark Greenery es el autor de "El hombre gris", aunque es más conocido por haber colaborado con Tom Clancy en sus últimos libros y haber continuado su legado. Como serie, "El hombre gris" inició en 2009 y cuenta con once entregas y una más anunciada para el próximo año. El plan de llevarla a la pantalla grande existe desde 2011.

Sierra Six (Ryan Gosling) es "El hombre gris", bueno, en realidad uno de varios, todos bajo el nombre código "sierra" y el número que les corresponde. Es un convicto al que le fue ofrecida la oportunidad de dejar prisión a cambio de sumarse a un programa donde trabajarían como "agentes fantasmas", de ahí el gris; nadie debía recordarlos. Al paso de los años, los planes son otros y el programa está por cerrarse, sin dejar cabos sueltos y con una memoria con información delicada. Sierra Six está en medio de ello y Lloyd Hansen (Chris Evans), un psicótico agente de la CIA ha sido designado para detenerlo.

Anthony y Joe Russo han demostrado que saben dirigir un filme de acción y ya tienen dos clásicos en su haber, "Avengers: Inifnity Wars" y "Avengers Endgame", además de haber realizado con éxito también dos de las entregas de Capitán América. Lo curioso es que fuera del Universo Marvel no han atinado. Su esfuerzo anterior, "Cherry" terminó siendo pesado, "El hombre gris" es un thriller más. La cuestión está en que no se trata del presupuesto ni de la acción, se trata de lo que se quiere decir con el filme y de cómo ello se distingue, con una voz propia de lo demás.

"El hombre gris" inicia con el pie izquierdo al olvidarse de un elemento básico: generar empatía con el espectador. Ryan Gosling es un buen actor, muy carismático, pero algo falta al inicio para que uno quiera conocer su historia. De ahí se pasa a la acción y se va de una a otra secuencia, algunas más originales que otras e incluyendo las que ya pasaren un requisito (aérea, de autos, en un autobús...). Mejora conforma avanza y cierra con dignidad, pero ello no evita detalles que desconectan una y otra vez: un tono de ceja levantada y que se siente falso, diálogos rebuscados y una mala dirección de actores que desaprovecha a un elenco de estrellas.

Además de Gosling, está Chris Evans en un villano exagerado que podría funcionar si la película se decidiera a ser un thriller de acción de comedia para evitar la caricatura; los personajes de Ana de Armas, Jessica Henwick y Regé-Jean Page explotan poco sus talentos. De Armas es una actriz en claro ascenso y que se ha robado escenas en "Blade Runner 2049", "Entre navajas y cuchillos" o "Sin tiempo para morir"; Henwick viene de "Matrix resurrecciones" donde fue Bugs y Page conquistó corazones como el duque de Hastings en la primera temporada de "Bridgerton". Corren con más suerte, Billy Bob Thornton, mentor de Sierra, Alfre Woodard, como una agente retirada y Dhanush, uno de los actores indios más destacados, como un "lobo solitario" que le da caza a Sierre y tiene un código ético bastante férreo. Es un reparto que a todas luces quiere capitalizar y atraer con un elenco de figuras taquilleras, actores consolidados y estrellas en ascenso, no digamos bastante multicultural. Ojalá la película hiciera más por todos.

"El hombre gris" pretende ser, pretende crear, una serie como la de James Bond, no lo logra. Le falta personalidad. Es un thriller de acción más que le dará un "éxito" más a Netflix, pero que, de momento, despierta una reacción igual a su título si se pregunta sobre ver una continuación: gris. La apuesta sigue en el aire, por el momento en su primera misión, "El hombre gris", falla.

🎬🎬1/2

EE. UU. 2022 - 2h 2m



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page