"Matrix Resurrecciones" de Lana Wachowski

¿Pastilla roja o pastilla azul?

Bajo el apellido de "Resurrecciones" regresa la antes trilogía "Matrix" con la intención de revivir, de inicar, un universo bajo la promesa de "regresar al origen". El resultado es agridulce...

Thomas Anderson (Keau Reeves) es un diseñador de videojuegos que asiste a terapia ante la dificultas de separar realidad de ficción. Una nueva versión le es solicitada por su socio y jefe, Smith (Jonathn Groff). La realidad es puesta a prueba cuando se encuentra con Bugs (Jessica Henwick) quién lo reta a volver a la matrix para detener una nueva amenaza y, para lo cuál, conseguir el regreso de Trinitty (Carrie-Ann Moss), ahora una madre de familia que va bajo el nombre de Tiffany y no tiene recuerdos de "esa vida", es clave.

Pastilla roja. En "Matrix Resurrecciones" es claro el concimiento, amor y cuidado por la franquicia. Es nostálgica sin caer en lo melancólico y con una clara decisión de dar un paso al futuro. Los valores de producción son impecables, los efectos especiales espectaculares, y el elenco está determinado y entregado a la "nueva" historia (Jada Pinkett Smith también regresa; entre las inclusiones nuevas están también Priyanka Chopra y Yahya Abdul-Mateen II como la nueva versión de Morpheus; Henwick es una estrella y Groff merece mejores oportunidades). Se explica bien y hace sentido porqué hay actores que vuelven y otros, como Lawrence Fishburne y Hugo Weaving, sólo están a través de material de archivo; le da frescura al relato. Hay un cierto encanto en ese nuevo deseo de abordar la discusión en torno a la conciencia y la realidad bajo una mirada todavía más filosofica y que bien puede englobarse por un diálogo de Bugs: "la elección es un ilusión".

Pastilla azul. Revisitar o resucitar la matrix no deja de sentirse como un esfuerzo inútil en tanto, como bien se dice, un rayo nunca cae dos veces en el mismo lugar. "Matrix" revolucionó la ciencia ficción en tantos sentidos, impactando la cultura popular, la moda, los efectos visuales y teniendo decenas de interpretaciones filosóficas que, por más que "Resurrecciones" se esfuerce en darle un nuevo giro de tuerca no deja de sentirse como un lugar visitado, como un truco de magia que se esfuerza en demostrar que es novedoso cuando lo hemos visto antes. La historia es más elaborada de lo necesario, volviéndose pretenciosa por momentos y con tantos niveles que uno termina exhausto y sin la posibilidad de disfrutar del todo lo que sucede. "Menos es más" es algo que Wachowski aún no entiende; si se diera tiempo para algunos respirtos, la historia sentaría mejor.

¿Qué elegir? "Resurrecciones" funciona, cumple como regreso a la matrix, cumple con darle un nuevo aire, pero no es ni está a la altura del origen. Hay que saberlo, hay que tenerlo claro. Es un festín que apreciarán más y mejor los fanáticos, que dará para nuevas teorías, conexiones y referencias en un contexto de subcultura, de culto, incluidas las lecturas sobre transexualidad que Wachowski ha sugerido y que refieren en gran medida a las capas que conforman a todo ser humano. ¿La elección? La elección, entre pastillas, entre seguir al conejo blanco o al gato negro, es tuya.

🎬🎬🎬1/2

EE. UU. 2021 - 2h 28m


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Matrix