top of page

"Los Fabelman" de Steven Spielberg

"Haz lo que tu corazón dice que tienes que hacer, porque no le debes la vida a nadie. Ni si quiera mi" Mitz a Sam, su hijo.

Una carta de amor madura y sensible a un compañero... el cine.

"Los Fabelman" es una película engañosa en el buen sentido de la palabra. Es una coming of age semi biográfica de Steven Spielberg contando su descubrimiento del cine, pero al mismo tiempo la historia de su familia y cómo una y otra, la vida incluida, se entrelazan, nutren y alimentan en un ciclo interminable. Como proyecto, "Los Fabelman" existe desde 1999, pero es hasta ahora que Spilberg ha hecho las paces con su propia historia o quizás, mejor dicho, ha asimilado lo que el cine ha hecho por él.

Es el 10 de enero de 1952 cuando Mitzi (Michelle Williams) y Burt (Paul Dano, los Fabelman, llevan por primera vez a su hijo, Sammy (Gabrielle LaBelle), al cine. La película en cuestión es "The Greatest Show on Earth" y el impacto no es poco. Hay una escena de un choque entre un tren y un auto que alimenta las pesadillas del niño, pero luego, su madre, le obsequia una cámara, para que pueda repetir el evento con sus propios juguetes y con ello aminorar el impacto, despertando así el gusto de Sammy por retratar momentos y contar historias. De ahí, "Los Fabelman" sigue a la familia por poco más de una década.

Hay una sencillez en "Los Fabelman" que se agradece. Es como si Spilberg nos invitará a acompañar a su familia, a ser un miembro más, donde el cine cobra un lugar especial, sin ser la vida. Y es que eso es mágico en su contradicción, el cine parece la vida, pero no la es y aun así captura y comparte parte de lo que es. La dinámica de "Los Fabelman" se siente muy palpable a través de los festejos y juegos, las travesuras y demás momentos que de repente se vuelven sujeto de la cámara.

Gabrille LaBelle es un descubrimiento como Sammy o Sam, como prefiere después. Hay una inocencia y curiosidad en su mirada que conviven con su disciplina y determinación y que curiosamente lo hacen especial, pero no en un sentido extraordinario. Sammy es un chico común y hay ahí un aspecto que Spielberg quiere decir sobre sí mismo. El cobijo que le brindan Michelle Williams y Paul Dano es sobrecojedor. Mitzi es etérea, vulnerable, emotiva y pasional, la artista. Burt es justo todo lo opuesto, racional, lógico y contenido, el científico e, incluso, el hombre de negocios, siempre viendo por la familia y buscando cómo tener una mejor vida. Son los aspectos que conviven en el mismo cine que es técnica y arte a la vez, por ello es el único medio masivo que es un arte y el único arte que es un medio. Además de ellos, Judd Hirsch tiene una pequeña, pero muy significativa participación como el tío Boris, quién ha trabajado en el cine. Igual de impactante, David Lynch brilla también en una escena donde hace a John Ford, director de clásicos como "Que verde era mi valle".

Qué tanto pasó en la vida de Spielberg y qué tanto no es parte del encanto de "Los Fabelman" porque en ese entramado de "verdades y mentiras" hay verdad. En el camino de filmar, Sam descubre trucos, construye héroes y villanos, se enfrenta a verdades que no había visto y que ahora, bajo la luz y el encuadre de la cámara cobran otro sentido. Es la manera que tiene Spielberg de mostrar lo que el tío Boris le dice metafóricamente a un Sammy que aún no hace sentido de lo que cine como arte le dará "coronas en el cielo y laureles en la tierra, pero también te arrancará el corazón y te dejará solo. Serás un shanda para tus seres queridos. Un exilio en el desierto. Un gitano ¡El arte no es un juego! El arte es peligroso como la boca de un león. Te arrancará la cabeza de un mordisco."

Con sus siete nominaciones al Oscar, "Los Fabelman" se ha convertido en una de las películas de la temporada de premios 2023. Está considerada a Mejor Película, Director, Actriz, Actor de Reparto (Hirsch), Guion Original, Banda Sonora y Diseño de Producción. Sí, quizás no sea lo vistosa que es "Todo en todas partes al mismo tiempo" o lo filosófica que es "Los espíritus de la isla", ni tampoco tan crítica como "Babylon" sobre el cine, pero esa es su magia. Como el buen cine, como el buen arte, "Los Fabelman" es sutil. "Los Fabelman", como bien dice Mitzi, "vienen del corazón y no le debe nada a nadie" porque captura el momento y ese momento crece con el tiempo.

🎬🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2022 - 2h 31



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page