top of page

"She-Hulk: Defensora de héroes" / Episodio 9

¿De quién es este show? ¿De qué es este show?

El último episodio de "She-Hulk: Defensora de héroes" literalmente se pregunta a través de su título de quién es este show y no podría haber manera de poner sobre la mesa una serie que, si bien no es una tragedia ni mucho menos, dista de ser la comedia que prometía y quería ser.

Jennifer Walters (Tatiana Maslany) lo pierde todo, aunque es liberada: tiene un inhibidor que le impide transformarse en She-Hulk, se queda sin trabajo y sin casa. Con ayuda de Nikki (Ginger Gonzaga) y Pug (Josh Segarra) investigan quién está detrás de la filtración que expuso a Jen. Cuando ella los confronta la serie toma un giro inesperado al "sacar" a Jen de la ficción, llevándola con K. E. V. I. N. a resolver un final más adecuado.

Hay una buena idea detrás del show, pero cómo sucede con más de un episodio el tono no termina de caer en el lugar adecuado, dejando un sabor de boca que en lugar de ser de sorpresa es un tanto de incredulidad por los límites a los que se ha llegado por un guion flojo y que deja más hilos en el aire que los de una prenda deshilachada. "She-Hulk: Defensora de héroes" se queda con el honor de otras "primeras veces" (comedia, sitcom, rompimiento de la cuarta pared, manejo de los súper héroes bajo una perspectiva más cotidiana), pero está lejos de la calidad de ""Wandavision", "Loki", "Falcon y el Soldado del invierno", dejando claro que hay un desgaste y que el ritmo de producción actual, como se temía, está afectando las nuevas producciones. Como le pasa a su protagonista, la serie no supo balancear ni definir claramente qué quería decir.

Si a Jen la sangre de Hulk la transformó, con la serie no sucedió lo mismo. El universo requiere una transfusión de ese espíritu que latía por sus venas hace apenas unos pocos meses.

🔨🔨🔨

EE. UU. 2022 - 35m

 

A partir de aquí spoilers, referencias y demás:

  • El inicio del episodio sucede con un prólogo que se imagina cómo hubiera sido el show de haberse producido en los 70's con todo el estilo de la serie "El increíble Hulk" (1978 a 1982). Es un buen homenaje y una buena referencia pues She-Hulk se crea a raíz de ello para evitar que otros crearan la versión femenina del personaje.

  • Se revela que Todd Phelps (Jon Bass), uno de los hombres con los que Jen salió y que luego resultó también cliente del bufete de abogados, es quién estaba detrás del robo de la sangre de Jen y del video. Es el líder de Inteligencia, un foro digital de odio que tenía por objetivo a She-Hulk. Phelps, se transforma en HulkKing.

  • La propuesta es interesante pues al mejor estilo de los clásicos, HulkKing se convierte en un espejo de She-Hulk, tropo que fue recurrido ya antes por Marvel en los cómics. Vaya, Abominación lo es de Hulk y lo hemos visto con Wanda y Agatha, entre otros tantos.

  • Un grupo de integrantes de Inteligencia se queja sobre las versiones femeninas, refiriendo a una de Thor, referencia a Natalie Portman en "Thor: Amor y trueno".

  • En otra broma que no encaja, el momento climático, que deja de serlo incluye la aparición de Abominación (Tim Roth), Tinania (Jameela Jamil) y Hulk (Mark Ruffalo) para enfrentarse a HulkKing (Jon Bass).

  • Finalmente hace sentido el rompimiento de la cuarta pared que no terminó de cuajar en toda la temporada. Jen literalmente la rompe. Se le ve zafando el banner de "Marvel Unidos", el seria de detrás de cámaras de las producciones de Marvel. De ahí se mueve en el "mundo real" para confrontar a los escritores sobre el final pues ella no quiere una pelea, quiere que se aborden las cuestiones emocionales. La respuesta es que es lo que Kevin quiere, refiriéndose a Kevin Feige, presidente de Marvel Studios.

  • Cuando She-Hulk finalmente se encuentra con Kevin, éste resulta ser K. E. V. I. N., una inteligencia artificial que genera productos (casi perfectos) gracias a un algoritmo. Las siglas representan: Knowledge Enhanced Visual Interconectivity Nexus.

  • Lo único positivo del encuentro entre Jen y K. E. V. I. N. es que éste aborda que Marvel ha sido, hasta el momento, poco consciente de las necesidades de las mujeres. No cede ante la presión de revelar cuándo llegarán los X-Men, pero deja ver que habrá una película y que tendrá buen presupuesto para los efectos especiales.

  • Quizás la verdadera sorpresa del episodio está en que Hulk regresa, explicando que estuvo en el planeta Sakaar y presentando a Skaar, su hijo, quién es mitad Sakaariano. El personaje proviene de la serie de cómics de 2007 World War Hulk.

  • La escena post créditos ve a Emil, de nuevo en la cárcel, siendo llevando por Wong (Benedict Wong), a través de un portal a Kamar-Taj (donde al menos hay internet).

  • K. E. V. I. N. parece ser una referencia al villano M. O. D. O. K. (Mental 7 Mobile / Mechanized Orgaizm Designed Only for Killing).

  • La inspiración de Jen por ser abogada, por los posters que se ven en su recámara de casa de sus padres, estuvo en "Erin Brockovich" y "Legalmente Rubia".

  • ¿Qué pasó con Josh (Trevor Salter)? El personaje no aparece y como pasa con otros aspectos quedan en el aire.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page