"Monstruo" de Anthony Mander

"Nadie tiene idea de quién soy".

Steve Harmon (Kelvin Harrison Jr.) tiene 17 años, le va muy bien en la escuela y se alista para estudiar cine hasta que se encuentra en el lugar incorrecto en el momento inadecuado y es acusado de asesinato.

"Monstruo" es una película bastante meritoria que lucha, en cierta forma, contra sí misma. El título, aunque justificado en la historia, es compartido por, al menos, otras diez películas, quizás la más famosa la de 2003 que le mereció el Oscar a Charlize Theron. Así que ese aspecto no le ayuda, se le puede confundir con otras. Luego, están los hechos de que proviene de una novela de corte juvenil y que es en gran medida una película de juicio. ¡Pero! No se dejan engañar, "Monstruo" tiene sus virtudes y son suficientes para que valga la pena verla. Narra la historia a través de los ojos de Steve, mezclándolo con su perspectiva artística, como guionista y fotógrafo, lo que le da una identidad narrativa y visual diferente. Todavía más, más allá de conversar sobre aspectos raciales y de discriminación, habla sobre la facilidad con que nos hacemos de impresiones, con la facilidad con que se enjuicia socialmente a alguien aún y cuando se supone que "todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario".

"Monstruo" es cómo cataloga a Steve el abogado acusador. ¡Monstruo! Y cómo el bien dice, ya lo "es", ya se le considera así, pero la realidad es que "Nadie tiene idea de quién soy". Y "Monstruo" llama a construir esos puentes en cualquier escenario, no sólo los legales.

🎬🎬🎬🎬

"Monster"

EE. UU. 2018 - 1h 38m


3 visualizaciones0 comentarios