top of page

"Echo"

Ninguna mala acción queda sin castigo... ninguna cosa mal hecha, tampoco.

"Echo" es la primera. Es la primera en estrenar todos sus episodios en su lanzamiento. Es la primera del nuevo sello de Marvel, Spotlight. La intención es ofrecer series y películas con una narrativa que se sostenga por sí misma, cuyo impacto es mínimo o nulo en la "gran historia" del Universo Marvel y también ofrecer títulos más maduros. "Echo" es un spin-off de "Hawkeye" y en cierta medida el regreso al Marvel de la calle, aquél que detonó en sus orígenes y en mancuerna con Netflix y que incluyó las series "Daredevil", "Luke Cage", "Jessica Jones", "Iron Fist" y "The Defenders", ya integradas al canon de manera oficial.

Maya Lopez / Echo apareció por primera vez en "Daredevil" #9 en diciembre de 1999. Es usualmente una villana, la hija adoptiva de Wilson Fisk / Kingpin, uno de los principales antagonistas del universo. Es experta en artes marciales, una acróbata y atleta con habilidad para imitar los movimientos de sus contrincantes. Entre sus características distintivas están el que es nativo americana y sorda, uno de los pocos personajes con tal característica. La miniserie ocurre cinco meses después de "Hawkeye". Maya (Alaqua Cox) ha regresado a Oklahoma tras haberle disparado a Kingpin (Vincent D'Onofrio). Su intención es hacerse de su propio imperio.

"Echo" iba a tener originalmente 8 episodios. Tiene 5. La reducción se debe a que el producto terminado no resultó del agrado de Kevin Feigi, productor ejecutivo y responsable central del Universo Marvel. El recorte o parchado se nota. La serie inicia con un breve resumen que tiene dos objetivos: empatizar con Maya y establecer desde dónde parte el personaje. Lo hace de manera tropezada. Darnell Besaw, quien interpreta a Maya, hace muy buena labor. Es muy angelada y resuelve bien el evento trágico que cambia la vida de Maya: la muerte de su madre. Sin embargo y aunque Alaqua Cox es una actriz comprometida, el guion le ayuda poco. El personaje está todo el tiempo enojado y la conexión y el interés por él se pierde. Seguirla de los capítulos 2 a 4 es más un compromiso que un gusto y ese es un gran problema para la serie. El resto del episodio es bastante rescatable. Tiene, por cierto, una buena secuencia de acción que incluye un cameo de Charlie Cox como Daredevil.

Tampoco le ayuda a la serie que se nota que había dos ideas sobre qué iba a sostener el viaje de Maya. La familia es el eje central de la temporada. Está expreso en la serie y ha sido mencionado por los realizados. Maya se queda sin su madre a temprana edad y más tarde sin su padre. Kingping se convierte en su "familia" y la adoctrina en las artes del crimen. Al regresar a Oklahoma, Maya se reencuentra con "su otra familia" o su familia extendida, con sus primos y sus abuelos. Esa familia representa también su legado. La serie incluye (y es confuso) flashazos a los orígenes de la tribu Choctaw, resaltando elementos mágicos y destacando el rol sororo y empoderado de las mujeres. Es un aspecto que se siente forzado y más bien incluido en aras de integrar la agenda actual. Lo mágico no forma parte del cómic. Es una variación. Entre esos

elementos está la aparición de un pájaro carpintero, el Biskinik, de gran valor simbólico para la tribu Choctaw (avisa del peligro a través de su golpeteo en un árbol). Es paradójico que se hayan tomado el tiempo de investigar y comprender los valores de la tribu (como debe de ser), pero no en desarrollar e integrar con cuidado el guion.

Entre lo rescatable de "Echo" está Vincent D'Onofrio. Es un gran Kingpin. Tiene el peso escénico y las habilidades histriónicas para hacer del villano el ser atormentado y brutal que es en los cómics. D'Onofrio sorprendió en su primera aparición en "Daredevil", lo hizo igual de bien o quizás mejor en "Hawkeye", su regreso y aquí vuelve robar cámara. Alaqua Cox desmerece ante él. Cox tiene poca experiencia como actriz. "Hawkeye" fue su primera incursión y "Echo" es la segunda. Quizás también es una cuestión de dirección. En cualquier caso, la serie explica cómo y por qué es que Maya López se convierte en "Echo" (es muy poético y sin ser mayor spoiler se debe a que es el "eco" de sus ancestras, mujeres luchadoras de quiénes recupera sus mejores características) y en el camino la convierte en una anti heroína.

"Eternals" fue una película cumplidora que pudo ser una mejor serie. "Echo" es una miniserie mala que pudo ser una película decente. Si las malas acciones no quedan sin castigo, los malos productos tampoco.

🪶🪶

EE. UU. 2024 - 5 Episodios de entre 37 y 55 minutos


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page