Daredevil

“Daredevil” es una película singular. En proyecto inició desde 1997 cuando 20th Century Fox compró los derechos para que Chris Colombus la realizara. Pasó por Sony antes de terminar en New Regency donde finalmente se concretaría. Al timón terminó Mark Steven Johnson (“Simon Birch”, 1998), un fanático del comic, responsable también del guion y beneficiado por el éxito de “Spider-man” (2002), pues tras la buena aceptación de ésta el presupuesto para “Daredevil” subió de 50 a casi 80 millones de dólares. Pero “Daredevil”, con una historia que rescata el arco narrativo que el legendario Frank Miller le diera en los 80 y con un reparto de estrellas, no consiguió cumplir con las expectativas. Ajustada, por fines comerciales, a una clasificación B, fue mal recibida por la crítica y se convirtió en la cinta con el peor fin de semana de apertura de verano y apenas y consiguió superar los cien millones en taquilla.



Con un origen similar al de otros superhéroes, Matt Murdock (Ben Affleck) sufrió durante la infancia la pérdida de sus padres y un accidente (el derrame de ácido en el rostro) que, por un lado, lo dejaría ciego, y por otro, le permitiría un desarrollo extraordinario del resto de sus sentidos. En su adultez Matt es en el día un abogado y en las noches Daredevil, un justiciero de rojo traje de piel que lucha contra la delincuencia en Nueva York. Su némesis la encarna el Kingpin (Michael Clarke Duncan), un sicótico que maneja las redes criminales de la ciudad, y cuyo matón Bullseye (Colin Farrell) recientemente ha puesto fin a la vida del padre de Elektra Natchios (Jennifer Garner), una acaudalada joven que ahora busca venganza. En su camino Electra se encontrará con Matt y su alterego.


Si bien “Daredevil” no alcanza el nivel de la mencionada “Spider-man” sí está por encima de otros filmes de su tipo como “Batman y Robin” (1997). Como presentación de un personaje funciona. El guion es bastante consistente aunque nada extraordinario. Consigue contar los orígenes del héroe, da dimensión a los personajes -que mantienen la tensión de la trama (no la escenas de acción)-, e incluye un par de memorables escenas. El reparto se toma con seriedad la historia y la interpreta como si fuera real. Ben Affleck, originalmente considerado para el papel de Bullseye y recomendado por el director Kevin Smith para el protagónico, es atinado como Murdock y cumple tanto en las escenas dramáticas como en las de acción, aunque 2003 sin duda no fue su año pues se llevó la Frambuesa de Oro como Peor Actor por su labor tanto en esta cinta como en “Gigli” y “El Pago”. En “Daredevil” está bien, pero tan solo “Gigli” le merecía el ‘premio’; seguramente él estaba ciego cuando la aceptó y realizó, y los críticos no fueron capaces de ver nada más que lo terrible de su trabajo junto con quien fuera su pareja, Jennifer López. Pero la química que tiene en pantalla con otra Jennifer (Gardner) es impresionante. Garner es encantadora, vulnerable y peligrosa como Elektra, un personaje tan trágico como enigmático e interesante por sí mismo. Juntos hacen magia en la hermosa escena donde él le pide que se coloque debajo de la lluvia para poder ‘verla’ (el golpeteo de la lluvia con su cuerpo transmite ondas que sus sentidos interpretan al mejor estilo del sonar de los delfines) y además, ejecutan una gran escena de acción. Por su parte, Michael Clarke Duncan, un Kingpin de color a diferencia del comic, es imponente y peligroso, y Colin Farrell divertido y mortal como el despreocupadamente seguro Bullseye.


Relegada a un segundo plano, “Daredevil” hizo eco en la juventud que la consideró para nueve premios en los Teen Choice Awards incluyendo Mejor Película de Aventuras, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Química en Pantalla y Mejor Secuencia de Acción, aunque únicamente obtuvo el de Mejor Villano para Farell. Parece que la justicia para “Daredevil” no fue ciega. Ésa es precisamente la disertación del comic, que se queda fuera de foco y que, por medio de una metáfora (la ceguera de Murdock), pone sobre la mesa la complejidad del concepto. La justicia no es ni blanca ni negra... “Daredevil” es prueba de ella.

EE.UU. 2003

Director: Mark Steven Johnson.

Reparto: Ben Affleck, Jennifer Garner, Colin Farrell, Michal Clarke Duncan, Jon Favreau, Joe Pantoliano.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo