"The Fallout" de Megan Park

La caída... libre y en todo el esplendor de lo metafórico.

Jenna Ortega es Vada, una preparatoriana promedio que pide salir al baño para ayudar a su hermanita, Amelia (Lumi Pollack), quién acaba de tener su primer periodo. Mientras la espera, un tiroteo comienza. Comparte el momento con Mía (Maddie Ziegler) y luego con Quinton (Niles Fitch), cuyo hermano recibió una de las balas. Cómo enfrenta el trauma tras ello, es el foco de "The Fallout".

En su ópera prima, Megan Park, actriz y cantante, conocida por "La vida secreta de las adolescentes", hace una gran labor en capturar el shock que un evento tan traumático como ése puede ocasionar. Jenna Ortega, cuya carrera va en franco ascenso tras aparecer en la serie "You" y luego en "La niñera: Reina Letal", "¡Hoy sí!"" y "Scream", aborda el personaje con gran compromiso, haciendo palpables las distintas etapas por las que pasa Vada y transmitiendo aún en esos momentos en los que el personaje "no siente nada".

Aunque el guion se centra en Vada, la construcción, como debe de ser, permite ver un abanico de reacciones a través de los otros personajes: Mía (Maddie Ziegler), enfrentándolo sola, mientras sus papás están en el extranjero; Nick (Will Ropp), desesperado por tomar acción, generar conciencia y evitar que vuelva a suceder, y Quinton (Niles Fitch), lidiando con su propio trauma que también incluye una pérdida familiar. Los padres no quedan fuera, en su deseo de dar espacio, pero también de evitar que algo más grave suceda, y las familias como tal. Hay una gran escena entre Amelia y Vada, cuando la primera le pide que no la odie y se disculpa pues al pedirle su ayuda, la expuso. Y no es que Vada la odie, en su entumecimiento la ha ignorado, puesto de lado, sin percatarse de ello. Shailene Woodley tiene una participación especial como una terapeuta.

"The Fallout" no es une película fácil en el sentido en que es dolorosa y no es necesariamente lo que se quiere ver. No es que vaya a extremos para hacer su retrato del trauma y duelo, no lo necesita, pero para transmitirlo sí construye un ritmo que da justo esa misma sensación de suspención. ¿Qué viene después? ¿Cuánto toma superarlo? ¿Se supera? ¿Qué cicatrices emocionales deja? Es una caída y, aunque se levante, nunca volverá a ser ni en el mismo lugar, ni de la misma manera.

🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2021 - 1h 32m



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo