top of page

"¡Shazam! La furia de los dioses" de David F. Sandberg

El nombre ha perdido fuerza.

"¡Shazam!" es una de las películas más sólidas del disparejo, inconstante y más bien malo Universo DC, no en balde tiene un 90% en el meta sitio Rotten Tomatoes. En taquilla fue un éxito moderado si se le compara con "Aquaman" o "Mujer Maravilla", pero no había dudas de que habría una secuela, aunque ahora su destino dependerá de qué tan bien funciona esta entrega.

Han pasado dos años y Billy Batson (Asher Angel) y hermanos adoptivos siguen salvando el día en su versión de súper héroes, aunque no reciben el reconocimiento que quisiera y aunque no se coordinan del todo bien; cada quién está en el suyo. La aparición de Hespera (Helen Hirren) y Kalypso (Lucy Liu), hijas de Atlas, los pone en aprietos. Se han hecho del báculo de Shazam (Djimon Hounsou), recuperado sus poderes y ahora quieren que el mundo de los dioses se reinstale en la Tierra.

A "¡Shazam!: Furia de los dioses" le pasa un tanto lo que a varios de los filmes recientes de súper héroes: quiere hacer mucho. Sí, pareciera que aquello de que más es mejor fuera una receta infalible aún y cuando una y otra vez ha mostrado ser justo lo contrario.

Por el lado positivo, "La furia de los dioses" tiene claro que Billy Batson / Shazam (Zachary Levi) es el protagonista (lo que se le olvidó hace poco a "Ant-Man & Wasp: Quantunmania") y tiene una cierta idea de a dónde quiere llevar al personaje para hacer sentido con su desarrollo. Si la anterior tenía que ver con que encontrar una familia, en ésta, lo que se sugiere es que es familia funcione en su disfuncionalidad y por ende como grupo de súper héroes (sí "tiene una cierta idea" y "se sugiere" porque se le olvida por momentos y en especial en el final donde se va por otro de los aspectos que plantea: el miedo de Billy por perder a su familia cuando cumpla 18 en pocos meses y ya no necesite estar, al menos de forma legal, a cargo los Vásquez, quiénes ya no recibirían dinero por tenerlo a su cuidado).

También conserva el buen sentido del humor, hay chistes constantes tanto en diálogos como por la dinámica entre los hermanos sobre quiénes hay un poco más de desarrollo. Freddy (Jack Dylan Grazer y Adam Brody) está determinado en seguir salvando personas y se escapa para hacerlo. En una de esas escapadas conoce a Anne (Rachel Zegler), una nueva estudiante que en realidad es Anthea, otra de las hijas de Atlas. Hay un reomance entre ellos que sería más lindo de no ser porque él es un adolescente y aunque ella lo parece tiene algo así como 5 mil años más. Mary (Grace Caroline Currey), la mayor, trabaja y quiere apoyar económicamente a la familia. Pedro (Jovan Armand y D. J. Cotrona) no sabe cómo salir del closet. Hay menos de Eugene (Ian Chen y Ross Butler) y Darla (Faith Herman y Meagan Good). De las antagonistas tampoco hay mayor desarrollo, sólo sabemos que están muy enojadas, aunque hay diferencias entre ellas (ven, otra familia disfuncional-disfuncional). Un desperdicio tener a Helen Mirren y Lucy Liu en ello. En especial, Liu como Kalypso simplemente es mala, mala, mala.

En términos de acción, "Furia de los dioses" cumple. Hay muchas secuencias vistosas que culminan con la aparición de muchos monstruos mitológicos (algunos mejor logrados que otros) y un gran dragón. También están los poderes de Anthea, quién puede mover la materia como si se tratara de piezas que puede girar unas sobre otras; luce mucho y tiene su utilidad, aunque no se comprende del todo. Hespera tiene fuerza y otras habilidades mágicas; Kalypso rompe la voluntad de cualquier al decirle qué hacer.

"¡Shazam! Furia de los dioses" tiene un gran cameo a manos de Gal Gadot / Mujer Maravilla y dos escenas post créditos. La primera abre la posibilidad de conectar al personaje con Amanda Waller (Viola Davis), quién se sabe tendrá su propia serie, y también con la Sociedad de Justicia que apareció en "Black Adam", personaje que pretendía lanzar el "nuevo universo" hasta que no cumplió las expectativas y llegó James Gunn. La otra escena conecta con una del filme anterior y con el villano de aquélla.

Al final, "¡Shazam! Furia de los dioses" cumple. No está a la altura de la anterior, pero sin duda es mejor que "Black Adam". No es especialmente propositiva, pero tampoco especialmente mala. Es una más de súper héroes que, con suerte, vivirá para gritar de nuevo, bajo otras manos y "otro universo", "¡Shazam!".

🎬🎬🎬

EE. UU. 2023 - 2h 10m


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page