"Madame Claude" de Sylvie Verheyde

Una oportunidad perdida.

Fernande Grudet, mejor conocida como Madame Claude (Karole Rocher), fue una figura clave en el París de los 60's. Dirigía un burdel en el que trabajaban decenas de jovencitas, que atendían a funcionarios públicos, figuras del espectáculo e importantes empresarios (el shah de Irán y John F. Kennedy, entre ellos) de que, además de dinero, también le proporcionaban información clave que Madame Claude utilizaba a su favor.

"Madame Claude" se ve bien. Tiene una fotografía que remite a la época, como si estuviera volviendo al pasado y el elenco hace un trabajo decente, donde pierde es en su falta de rumbo. La cinta se limita en presentar hechos, pero no se percibe un conflicto real y ello deriva de que no tiene claro qué quiere decir. Y eso es una pena porque en Madame Claude tiene una figura de contrastes, que vivió durante la Segunda Guerra Mundial, aunque se sabe poco de su pasado, que tenía una relación tensa con su hija y que pasó un tiempo en la cárcel.

Madame Claude alguna vez dijo que no era suficientemente bonita como para ser prostituta, pero sí buena administradora y que "hay dos cosas por las que la gente siempre pagará: comida y sexo". Y como ella no era buena para cocinar, pues la respuesta le resultó fácil. Un personaje así, con mucho que decir sobre el sexo, el placer, el poder, la identidad o tantos otros temas, es la herramienta ideal para plantear un discurso relevante. En su lugar, "Madame Claude" se pierde. Es lenta por momentos, con diálogos que sobran, escenas que se repiten. Cuando termina, uno se queda con cierta sensación de insatisfacción, una ironía si se piensa que es lo último que los servicios de Madame Claude podrían permitirse. Así pasa...

🎬🎬

Francia 2021 - 1h 52m


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo