top of page

"La gran seducción" de Celso R. García

Pueblo chico, mentira grande.

"La gran seducción" le rinde honor a su título, aunque sin el "gran". Es una seducción y es un momento placentero, simpático y de buenas intenciones. Sucede en Santa María del Mar, un pueblo pesquero ficticio que vio sus mejores tiempos pasar cuando en el pueblo de al lado se colocó una fábrica que les quitó todo atractivo. Ahora, la gente de Santa María del Mar vive de la asistencia gubernamental. Una nueva oportunidad aparece y Germán (Guillermo Villegas), quién se niega a migrar, como ha hecho la mayoría del pueblo, está determinado a aprovecharla. Para que una fábrica se instale en Santa María del Mar debe tener un médico de cabecera. Mateo Sánchez (Pierre Louis) es el elegido tras un penoso incidente que pone en riesgo su licencia.

La base de "La gran seducción" es la misma de la película animada "Klaus". Un joven mal portado es enviado a un pueblo como castigo. La diferencia está en los escenarios y en que en "La gran seducción" los habitantes están determinados en enamorar a Mateo para que tras el mes de prueba los elija. "Klaus" es un gran filme animado, "La gran seducción" no está en ese mismo nivel. Es, más bien, cumplidora y linda de ver.

Donde falla "La gran seducción" es en su falta de profundidad. Germán y Mateo, los roles centrales, tienen materia prima para aprovecharlos y desarrollar a través de ellos su intención de establecer aquello que es de valor en la vida. Se queda en la superficie, digamos que es filosofía light.

Ahora, "La gran seducción" sí seduce y ello se debe a sus actores, las anécdotas y la mano de Celso García que está mostrando ser un director bastante efectivo. Este mismo año presentó "Tangos, tequilas y algunas mentiras", una de las mejores comedias románticas mexicanas en años recientes". Guillermo Villegas es muy carismático y a últimas fechas se está convirtiendo, afortunadamente, en una de las caras centrales del cine y el entrenamiento. Nada más este año ha estado en "Nada que ver", "El último vagón", "Divina señal", la serie "Harina" y ahora en "La gran seducción". Sí, es mucho, pero es agradable verlo, tiene una cualidad ligera, carismática y al mismo tiempo emotiva que se agradece. Pierre Louis está un tanto desaprovechado, le hemos visto mejor en "Control Z" o "Cuando seas joven". Yalitza Aparicio tiene el que probablemente sea su rol "más comercial" desde "Roma". Es Ana, la responsable del correo. Está bien, pero no es nada especial.

"La gran seducción" tiene el aire de los filmes de Lasse Hallström, responsable de "Chocolate", "Un amor imposible" o "Un viaje de diez metros". Es acogedora, gracias a momentos como el que los habitantes "jueguen" al fútbol americano sin saberse las reglas y con cascos de sandia o que el restaurante tenga "milagrosamente" el platillo favorito de Meteo o que un par de mujeres, encargadas de escuchar sus llamadas por la causa, se sonrojen ante la descripción que hace para su novia, de lo que quisiera hacerle.

Las fallas, los lugares comunes y lo predecible de "La gran seducción" sale a flote gracias a sus buenas intenciones y miren que el cielo está lleno de ellas.

🐟🐟🐟

México 2023 - 1h 34m


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page