"El Escuadrón Suicida" de James Gunn

¡Genial!

"¡Están matándose por salvar el mundo!" ¡Y sí! Qué manera de darle un giro a "Suicide Squad de James Gunn. En esta secuela, que seguramente también servirá como un reboot, Amanda Waller (Viola Davis), una alta oficial del gobierno, conforma un par de equipos de Task Force X, grupo integrado por prisioneros que son enviados en misiones de gran peligro a cambio de reducir su sentencia. El riesgo lo representa, en esta ocasión, un proyecto científico que se desarrolla en Corto Maltese donde deben destruir Jotunheim, un laboratorio que viene de la era nazi donde se desarrolla el proyecto Starfish.

James Gunn va a donde "Suicide Squad" no se atrevió y consigue lo que aquella prometió: un filme irreverente, lleno de acción, sangre, humor negro y mucha, mucha diversión. Entra directo en la acción, con la llegada de uno de los equipos a la bahía de Corto Maltese donde las cosas no van cómo esperaban sus integrantes y sumergiendo al espectador en una dinámica donde uno no puede dejarse de preguntar qué está sucediendo y quién quedará con vida. De ahí, introduce a Rick Flag (Idris Elba), quién se unirá con Peacemaker (John Cena), Harley Quinn (Margot Robbie), Rick Flag (Joel Kinnaman), Nananue (Sylvester Stallones), Ratcher 2 (Daniela Melchior) y Polka-Dot Man (David Dastamalchian), para concretar la misión.

En un momento de saturación de series y películas sobre súper héroes, "El Escuadrón Suicida" viene a mostrar que aún hay mucho que hacer en el género. Gunn hace gala de la labor que ya había utilizado en "Guardianes de la Galaxia" en cuanto a manejar y equilibrar un reparto grande de protagonistas, introducir varios personajes a la vez y darle sentido del humor a la historia. De esa manera se parece a lo que ha hecho antes, pero ésta tiene su propia identidad que, podría decirse, es un tanto más cercana a "Deadpool" en términos de lo gráfico, sangriento, grotesco e irreverente, pero con una personalidad propia.

"El Escuadrón Suicida" no va a ser para todos los públicos. Requiere de un criterio amplio y de un sentido del humor igual. Es un filme adolescente en el mejor de los sentidos del término y que abraza a este nuevo grupo de villanos de gran manera. Margot Robbie brilla de nuevo como Harley Quinn en la que posiblemente sea su mejor incursión en pantalla y reivindicándola de la fallida "Aves de presa". Idris Elba es una gran adición como Blodshoot, el hombre con el mejor tino del planeta que le tiene fobia a las ratas, mientras que John Cena, el otro hombre con el mejor tino del planeta (sí, qué cosa, quién lo diría, ¿no? Hay dos hombres "únicos" con esa habilidad) tiene una gracia muy particular para encarnar con su gran dimensión a Peacemaker. La combinación que hacen con Ratcher 2, quién tiene la capacidad de convocar a las ratas, Polka-Dot Man, que genera unos círculos medio explosivos (sí, nadie entiende bien qué es lo que hace) y Nanue (con voz de Sylvester Stallone quién se roba la escena cada que aparece), un rey tiburón de gran fuerza y apetito es simplemente genial. Y es que ahí está también el chiste de "El Escuadrón Suicida", Gunn entiendo lo absurdo de alguno (o todos) estos villanos, lo abraza y explota.

El punto débil del filme está en sus villanos (entre quiénes está el mexicano Joaquín Cosío como el General Mateo Suárez) que no son en realidad una gran amenaza salvo por Starro el Conquistador (una gran estrella alienígena que se apodera de la consciencia de otros con pequeñas estrellas que se pegan al rostro). El filme está lleno de secuencias y momentos memorables que van de la introducción de Weasel (una comadreja que parece perro afgano, xoloitzcuintle y algo muy rato en realidad), el despliego de poderes de villanos como TDK (antes conocido como The Detachable Kid, sí, su poder es que puede desprenderse de sus miembros), una competencia entre Bloodspot y Peacemaker por demostrar quién es el mejor o una pelea multicolor de Harley.

"El Escuadrón Suicida" es un cómic que cobra vida, lleno de colores, con grandes visuales, momentos y personajes absurdamente fascinantes. Uno que le hace todo honor a su frase promocional y que la lleva más allá pues mueren (¡Y de qué manera!) para dar un espectáculo, salvar una franquicia y hacer pasar un gran momento. Por cierto, hay dos escenas post créditos. Una ocurrente al inicio y otra hasta el final (sí, hay que esperar varios minutos) y que conecta con una serie que se transmitirá en HBO Max el próximo año con un sobreviviente inesperado.

🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2021 - 2h 12m


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo