"Destino: La saga Winx"

¿A quién se le ocurrió que necesitábamos esto?

"El Club Winx", serie animada italiana de gran éxito, ve su versión en live action en "Destino: La saga Winx". El planteamiento inicial es bastante similar al de la caricatura: Bloom, una adolescente, llega a Alfea, una escuela de magia para hadas, cada una con afinidad a un elemento (tierra, agua, fuego...). Hasta ahora, Bloom había estado viviendo en el mundo de los humanos, así que está descubriendo uno nuevo e intentando entender porqué creció en otra realidad, quién es y cuál es su poder. Tendrá que hacerlo en medio de seres que amenazan la escuela y una serie de secretos.

El primer capítulo de "Destino: La saga Winx" es un desastre. Está por todas partes. Trata de introducir personajes y conflictos, de mostrar el universo, de generar interés y no hace ninguno. Su mayor error está en que no genera mayor empatía en Bloom, el personaje inicial. Después, "mejora", al menos ya se sabe un poco más de qué va y, más o menos, cuál es el misterio a resolver. En pocas palabras todo gira en torno a descubrir "¿Quién es Bloom?" tanto metafórica como literalmente y, en parte, lo responde.

Netflix tiene buenas series juveniles de corte fantástico como "La orden secreta" y "Warrior Nun"; "Destino: La Saga Winx" no es una de ellas. Escapa de ser un desastre total gracias a que tiene un reparto atractivo y, en general, con carisma; a que sigue la receta del viaje del héroe y a que sus influencias de "Sailor Moon" y "Harry Potter" le dan ingredientes atractivos. Sin embargo, su brújula está muy perdida. Le vendrían bien un par de capítulos más que le permitan desarrollar mejor personajes y conflictos o centrarse en Bloom. Por ejemplo, en lugar de comenzar directamente en Alfea, deberían de presentar a Bloom fuera de ella y permitir que el espectador descubra con ella, como le sucede a Harry Potter. Probablemente ello hubiera hecho también que los escritores se dieran cuenta de que Bloom está, desde un inicio, muy cómoda en Alfea, lo que no tiene ninguna lógica para alguien para la que todo es nuevo. El número de capítulos y otros detalles de la producción sugieren un presupuesto limitado y falta de creatividad para resolver la limitante.

Las intenciones de "Destino: La Saga Winx" son claras: explotar más el universo. La versión animada existió de 2004 a 2019, revival incluido. Esta nueva, muestra sus ambiciones desde el momento en que ha agregado la palabra "saga" en el título. La cuestión está en que sufre del mismo mal que el Universo DC, tiene puesta la mirada en el conjunto y se ha olvidado de las piezas. Y bueno, eso sólo deja muchos huecos por doquier. Al menos de que se tome tiempo para rectificar el camino, su título será una contradicción del verdadero resultado y no habrá ninguna saga.

📱📱

Italia / Inglaterra 2021 - 6 Episodios de menos de 1 hora

Los seguidores de la serie animada encontrarán varias diferencias:

  • Musa, cuya inspiración fue la actriz Lucy Liu y debía ser del este de Asia, ahora es de color.

  • Flora se llama Terra, y es por completo inglesa, en lugar de latina; Jennifer López es en quién se basó el diseño.

  • A diferencia de la serie donde hay hadas con afinidades a distintos elementos, fuera de Musa, quién es un hada de la mente, el resto resto está relacionado con elementos más tradicionales: agua, fuego, luz, viento.

  • Mientras en la primera temporada de la versión animada todo se trata de la creación del Club Winx, aquí se centra en un Bloom.

  • Tecna, con afinidad a la tecnología, no aparece.

Y seguro, los más conocedores, encontrarán muchas más, después de todo esta es una versión juvenil.


10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo