top of page

"Cuando sea joven" de Raúl Martínez

Verónica Castro puede estar tranquila.

"Cuando sea joven" parece ser otra comedia más. En lugar de ello es una bocanada de aire fresco y nostálgico, sí, aunque parezca contradictorio. Verónica Castro protagoniza como Malena, una mujer de la tercera edad, muy aferrada a sus ideas, que vive con su hijo Arturo (Eduardo Santamarina), su esposa Sandra (Alejandra Barros) y su nieto Víctor (Michael Ronda), con quién lo une el gusto por la música. Una fotografía la regresa, sin mayor explicación, a su juventud, dándole una segunda oportunidad de vivir aquello que quizás se perdió y de aprender a ver la vida bajo otra perspectiva.

Esperaba poco de "Cuando sea joven" y aunque no es una película perfecta, sí es una película con mucho encanto. Gran parte del mérito está en Natasha Dupeyron. Es ella en realidad quién está presente la gran parte del tiempo y quién le da dulzura a Malena (María en esa versión, porque no vaya a ser...), equilibrándola muy bien con esa determinación que da "la edad". María es el ejemplo perfecto de lo que se denomina coloquialmente como "un adulto chiquito" y ello da para muchos momentos divertidos, pero sin exagerarse. Ésa es una virtud de la película.

Lo usual en este tipo de comedias es llevar al extremo el recurso. En lugar de ello, Raúl Martínez, director también de "Amores permitidos", lo dosifica de tal manera que le da verdad. Así el contraste entre "lo viejo" y "lo joven" (porque como bien se dice en algún momento, unos y otros son egoístas, enojones y demás) da risa de manera orgánica, pero no obvia ni obligada que en otras comedias terminan por causar pena. Dupeyrón hace gran trabajo en que cuando regaña a alguien por usar malas palabras o rayar su cuerpo no cae en el sermón; viene de un lugar de incomprensión, pero también de cariño y preocupación.

El elenco es bastante angelado y, cosa curiosa, no molesta que sea en su mayoría proveniente de las telenovelas; están bien dirigidos. Destacan Manuel "Flaco" Ibáñez como Ramón, enamorado de Malena y luego protector de María, igual que Michael Ronda como Víctor, el nieto que simplemente es joven y cómo tal, bebé de vez en cuanto, suelta sus palabrotas y demás (y María aprende a conocer ese lado de él, como Arturo, su hijo, de la vida que su madre dejó por él). Verónica Castro, desde luego, es el lujo de la película. Sí es raro verla como abuelita y quizás podría aprovecharse más su vis cómica, pero es una presencia muy agradable y un gran gusto verla en la pantalla grande, en un rol que se siente adecuado, alejado de lo radical que quizás le vimos en "La casa de las flores". La Castro está más cómoda en "Cuando sea joven".

Hay participaciones especiales de Edgar Vivar y Maribel Fernández "La Pelangocha".

Gran, gran acierto que "Cuando sea joven" no quiera ni intente caer en incluir romances forzados. Hay un entendimiento real sobre cuál es el centro de la película, y no es el contar una historia de amor. Es claro también que no se hizo con un gran presupuesto, pero sí con ingenio por cómo resuelve, por ejemplo, las transiciones de Castro a Dupeyrón, pero no hace falta, lo importante no son los efectos especiales, sino lo que se dice. Es muy poderoso el momento en que María se dirige al lugar donde sabe que renunciará a la juventud que tanto ha aprendido a disfrutar, pero su familia lo vale.

Entre los detalles que podrían hacer mucho mejor "Cuando sea joven" está la parte musical. No es que sea mala, pero no es lo poderosa que pudiera y debiera ser para llevar la película a otro nivel. Sucede en varios sentidos. Las letras no son tan buenas como pretenden, más bien de fórmula; los arreglos son bastante "X" y no la mezcla innovadora de temas de antaño con toques contemporáneos que se anuncia en algún momento. Natasha Dupeyron es entonada, pero podría hacerlo mejor. Vaya, a Michael Ronda lo vimos cantando mucho mejor en "Papás por encargo" (por cierto, el nombre del grupo, "Los segundos", pésimo; quiere remitir al tiempo, no lo logra). Sí, quizás no era el interés de la película y tampoco es que afecte el resultado final, pero bien resuelto el tema, con sus debidas diferencias, podría llevar a la película a conseguir momentos aún más poderosos como sucedió con "CODA: Señales del corazón".

"Cuando sea joven" es una adaptación de la película coreana de 2015, "Miss Granny". Está bien tropicalizada al contexto mexicano y si es, como se dice, el último trabajo de Verónica Castro, es una buena manera de recordarla, con una película que tiene qué decir sobre la importancia de valorar el tiempo, que es familiar y que se disfruta de manera limpia. Es una comedia de hoy, a la vieja usanza. "Cuando sea joven" es un aire de esperanza de que se pueden hacer buenas comedias en México.

🎬🎬🎬1/2

México 2022 - 2h



Entradas recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page