"Corazones malheridos" de Elizabeth Allen Rosenbaum

Sofía Carson, Nicholas Galitzine y un buen primer acto salvan a este "corazón malherido".

Un "Corazón Morado" le es otorgado a un miembro de la milicia norteamericana cuando ha sacrificado mucho, o ha pagado el precio final, mientras cumplía con su deber. Ese es el título original de "Corazones malheridos" la segunda película que Elizabeth Allen Rosenbaum entrega este año luego de la muy afortunada "Sneakerella". Como en aquélla, en ésta el amor y la música están presentes y una muy buena selección de actores ayuda a la causa.

Sofía Carson es Cassie, una mesera/cantante que está batallando para salir aflote con los gastos que le implica tener diabetes. Luke (Nicholas Galitzine), un marino, la conoce en el bar donde trabaja; resulta ser amiga de Frankie (Chosen Jacobs), un compañero. A Cassie, desesperada por encontrar una manera de salir a flote se le ocurre una alternativa: casarse con Frankie y recibir los beneficios que el ejército da por ello. Frankie no accede, pero Luke sí; tiene una gran deuda que de no pagar pone en riesto a su familia. El riesgo con ello está en que, de ser descubiertos, estarían cometiendo fraude y enfrentaría a la corte marcial.

"Corazones malheridos" es una película de romance bajo los preceptos de que los opuestos se atraen y el amor cura, precisamente, a los "corazones malheridos" (ya sé, suena cursi y es cursi, pero efectivo). Tiene también una agenda muy clara, lanzar una advertencia: con el ejército no se juega y ni el amor salva de intentarlo. Fuera de hecho funciona bastante bajo la receta: la pareja se conoce, hay química, pero igual diferencias, les gana la química, las situaciones los separan, se ven "forzados" a vivir juntos, sus caracteres los separan, pero una prueba de amor les deja claro lo que tanto han querido negar: se aman. En ese sentido, "Corazones malheridos" no es nada nuevo bajo el sol, pero, en otros, se salva.

Elizabeth Allen Rosenbaum es una directora a observar. De seguir este camino podría convertirse en la nueva voz del romance. En "Sneakerella" entregó la mejor versión adaptación reciente de "Cenicienta", con suficientes y muy atinados cambios; por cierto, Chosen Jacobs, protagonista de aquella aparece aquí también. Hablando de "Cenicienta", Nicholas Galitzine, quién fuera el príncipe en la versión de "Cenicienta" con Camilla Cabello, obtiene aquí una muy buena oportunidad para construir un personaje que es más que el "atractivo visual". Galitzine tiene muy buena presencia y su química con Sofía Carson es una de las fortalezas del filme. Carson continúa con este papel en camino a personajes más maduros, alejándose de Evie, hija de la Reina Malvada de La Bella Durmiente, en "Descendientes", y con una mejor selección de la que hiciera en el filme pandémico "Songbird". Tiene oportunidad de cantar, aunque la película no es propiamente un musical, pero la música, sin duda, es una de sus armas. Carson es coautora de varios de los temas. "Coma Back Home", tema central, bien podría convertirse en un éxito.

"Corazones malheridos" funciona porque le habla al corazón. Sí, no es la película más innovadora y tampoco es la película con el discurso más sólido, pero es una película que conecta. El primer acto funciona muy bien. Cuando Cassie despide a Luke, quién se va a una misión, hay verdad. Cuando escribe "Come Back Home" y lo canta, en línea, al grupo de soldados que ha tenido un mal día, hay verdad. En su desenlace, sin spoilers, Luke obtiene un "corazón morado" de la vida; se ha sacrificado y en ello se ha redimido ante Cassie y su padre. Y, entonces, como buena película de amor da cuenta de que lo puede todo.

💜💜💜

"Purple Hearts"

EE. UU. 2022 -2h 2m


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo