"Cha Cha Real Smooth, ¡a bailar" de Cooper Raiff

La coming of age de los 20's.

Cooper Raiff es una de las nuevas voces del cine. Con 25 años, "Cha Cha Real Smooth, ¡a bailar!" es su segunda película luego de "Shithouse" que tuvo un estreno muy discreto a causa de la pandemia, pero fue recibida con los brazos abiertos por parte de la crítica (un 94% en el meta sitio Rotten Tomatoes). "Cha Cha Real Smooth" lo confirma como un gran talento y una "amenaza" en varios frentes. Reiff es director, guionista, productor y actor. El filme estrenó en el SXSW Festival, ganó en Sundance el Premio Dramático de la Audiencia y en Palm Springs Riff obtuvo la presea al Director a Observar.

Reiff es Andrew, un recién graduando que ve a su novia partir a Barcelona para continuar sus estudios mientras él regresa a casa con su madre, su nuevo esposo y su hermano adolescente, David. Andrew está trabajando en un local de comida rápida. Una noche, cuando lleva a David a un bat mitzvah, conoce a Domino (Dakota Johnson) y su hija Lola (Vanessa Burghardt). En su intención de integrarlas a la fiesta y de crear un mejor ambiente termina como animador, iniciando una "nueva carrera".

"Cha Cha Real Smooth, ¡a bailar!" escapa de las fórmulas. Reiff tiene gran habilidad para adentrarse en la crisis que vive Andrew y que ni él mismo sabe que está pasando. Andrew está en ese limbo entre haberse graduado y encontrarle sentido a lo que se quiere hacer, más allá de lo profesional. Es clara su frustración, su deseo de ser y hacer algo, pero no sabe cómo. El contrapunto se lo da Domino, una madre muy joven, nostálgica, algo depresiva, pero resuelta en cuanto a qué le dará la estabilidad que desea; qué gran talento el de Dakota Johnson para expresar entre líneas. Habrá quien piense que la relación entre ellos es romántica, pero es más bien platónica, más bien el punto de inflexión que despierta a Andrew. Es también sensible y respetuosa al autismo, condición de Lola.

La verdad que hay en "Cha Cha Real Smooth, ¡a bailar!" y la manera en que aborda una etapa poco explorada, que se da por sentada, hace relevante al filme. Habla de lo que no se habla, normaliza el no saber a dónde se va y seguirlo descubriendo en los 20's. Es, precisamente por eso, una coming of age adulta y uno de esos raros filmes que llega, de vez en vez, para hablar de las sutilezas en la vida y de cómo son las conexiones las que hacen a la vida, de cómo ese "cha cha", lento, disfrutable, es lo que la hace placentera y de cómo se le puede bailar o sólo sentir el ritmo.

🎧🎧🎧🎧

EE. UU. 2022 - 1h 47


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo