top of page

"Barbie" de Greta Gerwig

"Ella es todo, él sólo es Ken," frase promocional.

Barbie se pone existencialista...

"Barbie" es quizás el filme más comentado, más esperado y mejor mercadeado de 2023, un fenómeno de redes sociales de gran expectativa que ha aprovechado muy bien la nostalgia y lo icónico de la muñeca más importante en la historia y quién, a sus 64 años, sigue más vigente que nunca.

Margot Robbie es Barbie, la Barbie Clásica o Estereotípica. Vive en Barbie Land y su vida es perfecta (se levanta, se arregla, socializa, es pretendida y concluye con una fiesta o pijamada). Ken (Ryan Gosling) está por y para ella. Cuando Barbie tiene pensamientos sobre la muerte, pierde sus pies en punta, bebe leche caduca, se enfrenta al agua fría y ya no se desliza para bajar de su casa, algo raro está pasando. Con ayuda de la Barbie Rarita (Kate McKinnon), Barbie se percata de que debe viajar al mundo real para encontrarse con la niña que juega con ella y resolver aquello que le ha generado este nuevo estado.

"Barbie" es, como la propia muñeca, mucho más de lo que aparenta y mucho más o algo muy distinto de lo que se esperaba. La apariencia es impecable. El diseño de producción verdaderamente transporta a un mundo donde conviven todas las Barbies de la historia, aquéllas que siguen vigentes, aquéllas que han sido descontinuadas, con todo y mascotas, vehículos, casas y demás. El mundo de Barbie literalmente cobra vida y cuándo Barbie se traslada al real la transición hace muy bien su labor de desaturar y contrastar de manera en que es sutil, pero contundente. Estos aspectos, incluido el vestuario, harán que el filme esté al menos presente en la temporada de premios en esos frentes.

Sin embargo, la trascendecia de "Barbie" no está en cómo se ve ni si quiera en el fenómeno mercadológico que es por sí misma y también en paquete con "Oppenheimer"; vaya, "Barbenheimer" se convirtió en el evento del verano. "Barbie" se diferencia por la voz de Greta Gerwig. La directora de "Lady Bird" y "Mujercitas" se ha caracterizado por su manera de proyectar de manera sensible y comprensible la perspectiva femenina. El que el guion, coescrito con su pareja, el también director y guionista Noah Baumbach ("Historia de un matrimonio"), hace que los cimientos del filme disten por completo de ser una comedia ligera. Sí, tiene mucha comedia y sí también sirve muy bien como un comercial de Mattel, pero también es una caja de sorpresas y verdades. “Barbie” es un filme de ideas.

El inicio del filme hace alusión a "2001: Odisea del espacio" y plantea, en principio, el cambio de paradigma que significó Barbie: las niñas dejaron de jugar a ser mamás (antes las muñecas eran bebés) y pensaron en ser mujeres. Sí, se le olvida al filme mencionar que eran mujeres para esposos, pero tampoco es que tenga tanto tiempo y a su forma lo hace. Rápidamente muestra cómo Barbie puede ser astronauta, escritora, científica, presidente... Paralela y muy relevantemente presenta a Ken como el compañero de Barbie y de ahí desprende un contraste de gran valor. Así como Eva se creó para Adán, Ken se creó para Barbie. Cuando Barbie y Ken llegan al mundo real el shock no es menor. Ken aprende del patriarcado y Barbie Land se pondrá de cabeza.

El cuestionamiento que "Barbie" hace de los roles desde luego está más enfocado a las mujeres, pero no les es exclusivo. América Ferrera, quién hace a Gloria, una trabajadora de Mattel que ayuda a Barbie es central en ello. El personaje tiene un monólogo que es hoy ya parte de la historia y que dirigue a Barbie:

"Es literalmente imposible ser mujer. Eres tan hermosa y tan inteligente, y me mata que no creas que eres lo suficientemente buena. Como, siempre tenemos que ser extraordinarias, pero de alguna manera siempre lo estamos haciendo mal. Tienes que ser delgada, pero no demasiado delgada. Y nunca puedes decir que quieres ser delgada. Tienes que decir que quieres estar sana, pero también tienes que estar delgada. Debes tener dinero, pero no puedes pedir dinero porque eso es grosero (...) Tienes que ser una mujer de carrera, pero también estar siempre pendiente de otras personas. Tienes que responder por el mal comportamiento de los hombres, que es una locura, pero si lo señalas, te acusan de quejarte.

Se supone que debes mantenerte bonita para los hombres, pero no tanto como para tentarlos demasiado o amenazar a otras mujeres porque se supone que eres parte de la hermandad. Pero siempre destaca y siempre sé agradecida. Pero nunca olvides que el sistema está amañado. Así que encuentra una manera de reconocer eso, pero también sé siempre agradecida.

Nunca hay que envejecer, nunca ser grosera, nunca presumir, nunca ser egoísta, nunca caer, nunca fallar, nunca mostrar miedo, nunca salirse de la raya. ¡Es muy difícil! ¡Es demasiado contradictorio y nadie te da una medalla o dice gracias! Y resulta que, de hecho, no solo lo estás haciendo todo mal, sino que además todo es culpa tuya. Estoy tan cansada de verme a mí misma y a todas las demás mujeres enredándose en nudos para gustarle a la gente. Y si todo eso también es cierto para una muñeca que solo representa a mujeres, entonces ni siquiera lo sé."

Y es que eso mismo aplica para Ken y es que ése es el punto. "Barbie" es un filme autoconsciente, que se burla de sí, que reconoce sus fallas y las ideas que ha perpetrado, pero que busca reescribirlas. Margot Robbie, de quién se dice "no es la persona indicada para ello", lo es. Encarna en su belleza y encanto a la Barbie del sueño, la evoluciona en su crisis y redención. Ryan Gosling está también extraordinario. Ambos lucen en todos sentidos, incluidos números musicales. El otro rol central es el de America Ferrera. El elenco es impresionante e incluye a Will Ferrel, Emmerald Fennell, Helen Mirren, Kate McKinnon, Alexandra Shipp, Emma Mackey, Nicola Coughlan, Simu Liu, Kingsley Ben-Adier, Ncuti Gatwa, Michael Cera y muchos más, con cameros de John Cena, Dua Lipa y otros tantos. Ése es otro de os puntos, el reparto sí está para darle más glamour, pero más allá está para reforzar y sustentar uno de los argumentos del filme: las posibilidades, las diferencias.

"Ella lo es todo, él sólo es Ken" dice el póster y ello implica que ambos están en cajas metafóricas. "Barbie" termina con la caja y le da libertad a las Barbies, Kens y a quién quiera y sea, de ser, sin cajas, en un ejercicio que derriba ese todo y que lo hace real, no se tiene que ser una astronauta, ni presidente... la meta puede ser mucho más sencilla y no por ello menos valiosa. La meta incluye también días que no son perfectos y emociones que no son "perfectas". Ruth Hanlder (Rhea Perlman), creadora de Barbie, dice "los humanos tienen un solo final. Las ideas viven para siempre" y la ironía está en que cada humano es la idea que decida ser. "Barbie" la idea o la llave para verlo, la llave para salir de la caja.

🎬🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2023 -


Entradas recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page