top of page

"Wolf Like Me"

Nadie es perfecto...

Así termina, con esa frase, el clásico de la comedia "Una Eva para dos Adanes". En "Wolf Like Me" se reutiliza también e irónicamente le viene bien en dos sentidos. Josh Gad es Gary, un padre soltero que vive en Adelaide, Australia, con su hija de 11 años, Emma (Ariel Donaghue). Ambos aún sufren el duelo tras la muerte de Lisa, esposa y madre, respectivamente, ya varios años atrás. Por accidente (literal) conocen a Mary (Isla Fisher), una columnista de consejos, con quién empatizan y vuelven (y vuelven) a encontrarse, pero que trata de mantenerse alejada. Mary tiene una condición peligrosa: cuando es luna llena se convierte en lobo.

Lo diferente de "Wolf Like Me" es su acercamiento a las relaciones humanas, de pareja y entre padres e hijos. El que Mary pueda lastimar físicamente a Gary y Emma es una metáfora de cómo ellos ya lo hacen sin querer o pretender hacerlo. Los capítulos van bien y tienen su encanto. Es un agradable toque el que Mary sea melómana y agregue constantemente temas al "soundtrack" de sus vidas. Es también una hermosa manera de mostrar cómo la música acompaña, consuela y hasta cura.

"Wolf Like Me" está bien, así a secas. Sus actores son ya viejos lobos de mar y Ariel Donaghue hace muy buen trabajo en ir más allá de mostrar a una Emma enojada. El show se sostiene básicamente entre la construcción de las relaciones entre ellos, la revelación del lobo y las reacciones. El tono es un tanto nostálgico y hay intentos de orientarlo más a la comedia, lo que sin duda la beneficiaría, aprovechando aún más a Fisher y Gad y dándole ligereza. Es un equilibrio difícil de conseguir, comedia, fantasía, suspenso y drama familiar, pero si "Wolf Like Me" lo hace su canto quedará más allá de un único aullido. Eso si hay nueva luna llena en forma de una temporada 2.

🐺🐺🐺

EE. UU. 2022 - 6 Episodios de 30 minutos


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page