"Tenet" de Christopher Nolan

¿Qué es Tenet? Un palíndromo que juega con el tiempo.

El Protagonista (sí, así se llama o mejor dicho así es referido, no hay nombre) es reclutado por una agencia, "Tenet", para una misión que implica salvar el mundo. Para ello, deberá comprender cómo funciona la inversión del tiempo (un fenómeno que debe verse para comenzar a "comprenderse") y detener a uno de los hombres más poderosos del mundo.

"Tenet" es difícil, es retadora. A diferencia de otras películas de Nolan, en "Tenet" no existe un momento que explique de manera clara cómo sucede, como pasa en "El origen" para ilustrar en qué consiste la intervención de los sueños; tampoco hay un momento como en "El gran truco" donde precisamente "the prestige" (su título original) se hace visible al final, pero sin duda es una adición más que meritoria a una filmografía que ya es referencia y que forma parte indispensable de la historia más reciente del cine. Por si fuera poco, a su legado se suma el ser "la película" que carga con el peso de regresar al público a las salas y, con ello, de recuperar un costo de producción de 200 millones de dólares. Esa moneda está en aire. Irónicamente el tiempo juega en ella un papel determinantemente relativo.

Empieza directo en la acción y más pronto que tarde las dudas comienzan a surgir (¿Qué está pasando? ¿Cómo es posible?). Quizás ése sea el problema, quizás "Tenet" debe transitarse, al menos la primera vez, fluyendo, dejándose llevar, como sucede en el tiempo. Avanza a buen ritmo y la cantidad de información, lo que sucede antes, después y en medio, puede volverse abrumador. Eso sí, está hecha con precisión, en lugares espectaculares y con secuencias que no se han visto antes. "Tenet" no se ha visto antes. "Tenet" está hecha para verse y reverse, de pies a cabeza y de la cabeza a los pies. Podrá ser una película de espías, pero ninguna es como ella.

Tengo que decirlo, por momentos, sobre todo la primera mitad, parece pretenciosa. Ambiciosa sin duda lo es. Luego, conforme avanza, conforme las piezas van cayendo, el sentido aparece, aún no la comprensión. Se puede ver la imagen, entenderla es otra cosa. Vaya, a sus propios personales les cuesta trabajo. Los actores (Robert Pattinson, Michael Caine, Keneth Branagh) están a la altura, destacando John David Washington (el Protagonista) y Elizabeth Debicki, el "objeto del deseo" que es mucho , mucho más que eso.

Hay algo curioso en "Tenet", tiene elementos estéticos y narrativos, que recuerdan a los grandes clásicos del género, incluso al cine clásico de Hollywood, pero al mismo tiempo es contemporánea y un paso al futuro. Es una cualidad que se ciñe al propio concepto que construye su lógica. Tenet, por definición, es el principio sobre el cual se basa una teoría o creencia. En este caso el principio es sobre el tiempo y opera justo cómo lo que es tenet, un palídromo. Es decir, se lee o va y viene, de la misma manera en un sentido, que en el otro. Es una metáfora de cómo a cada acción le corresponde una reacción, de cómo el futuro es pasado, de cómo mientras se vuelve, inevitablemente se avanza. Y eso sólo el tiempo permite comprenderlo.

🎬🎬🎬🎬



60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo