"Sexo, pudor y lágrimas 2" de Alonso Iñiguez

Sexo, ¿pudor? y lágrimas..

Sí, esta secuela que explora 22 años después las consecuencias de lo que sucedió en la primera parte no tiene pudor y no es que eso sea especialmente bueno o malo... eso está más bien a discursión. Ana (Susana Sabaleta) y Carlos (Victor Hugo Martín) llevan una muy buena relación, con mucho más sexo del que tenía en la entrega anterior; tienen una hija, Matilde (Naian González Norving), una actriz. Andrea (Cecilia Suárez) ahora tiene un restaurante, un amante más joven y una hija, Katia (Ximena Romo), quién a su vez sostiene una relación "abierta" con Beny (Paco Rueda) e inicia otra con Sam (Victoria Volkoba). María (Monica Dionne) está de regreso tras vivir en el extranjero y en una crisis. A sus vidas llega Mateo (José Ángel Bichir), el hijo de Tomás (Demián Bichir) de quién todos desconocían su existencia; busca respuestas y esas respuestas son la principal causa de las lágrimas.

Atreverse a tocar un clásico contemporáneo, un filme que marcó el cine de los 90's y que es referencia en tanto al retrato que hace de las relaciones de pareja, la sexualidad, la amistad y el amor bajo dicho contexto no es poca cosa. "Sexo, pudor y lágrimas 2" sale bastante bien librada. El primer acto es quizás el que "más abarca y menos aprieta" al introducir muchos personajes nuevos (los hijos y sus amigos) mientras da el estatus actual de los originales. Sin embagro, conforme avanza eso mejora salvo en aquellos momentos en que se esfuerza por ser graciosa, lo que la saca de tono. Eso sucede, sobre todo, en el "retiro" y con una caracterización casi de caricatura para Miguel (Jorge Salinas), ahora un gurú espiritual con una peluca horrible (cualquier escoba luce mejor) y una barba de estropajo todavía peor. ¿Cuál era la necesidad de llevarla a ese extremo?

El otro aspecto que se siente un tanto forzado es el querer mostrar de más (hay desnudo íntegro de José Ángel Bichir y sexo entre Katia y Sam) o ser muy "revolucionaria" con un personaje trans (Sam) y una pareja abierta para provar que sigue estando a la vanguardia como su antecesora. En la conclusión todo eso queda un tanto por encima y es que con tanto personaje era inevitable dejarlo así, lo que no secedió en "Sexo, pudor y lágrimas" donde cada personaje principal tenía un desarrollo apropiado.

El elenco está bien. Susana Sabaleta, Cecilia Suárez, Mónica Dionne y Víctor Hugo Martín son garantía; Jorge Salinas está fuera de tono y desmerece frente a ellos, una pena dado que es capaz de mucho más, pero parece que las telenovelas no han favorecido sus talentos; Montserrat Marañón, quién hace a su asistente, le roba todas las escenas en las que comparten. Entre los jóvenes destacan Naian González Norvind y Ximena Romo; Paco Rueda es muy gracioso, pero merece roles que le permitan ser más que (con todo respeto) "el gordito chistosito". Angélica Aragón está de regreso, en una intervención similar a la del filme anterior y su presencia siempre se agradece. Eso sí, aún y con el balance no queda claro para quién es, ¿para los jóvenes de aquél entonces, hoy los padres? ¿Para la nueva generación? ¿Para ambos?

"Sexo, pudor y lágrimas 2" encaja bien aquéllos momentos que son referencias o guiños a su antecesora y que van del tema musical (ahora en voz de Alejandra Guzmán), a la foto de ellas, diálogos (el "qué me ves" entre Ana y Carlos), el "Carlitos" de Tomás, ahora en boca de Mateo, o el "domingo" de la ahora abuela a Matilde, por mencionar algunos. Desarrolla y desenmaraña el impacto que tuvo Tomás tantos años atrás, cómo esos días definieron el resto de sus vidas y ahora, están ante un evento similar.

Esta no es precisamente "Sexo, pudor y lágrimas 2", es más bien "Sexo, secretos y lágrimas". No hay un personaje pudoroso como lo era Carlos y sí hay secretos importantes que se revelan entre el sexo y las lágrimas. La intención es hablar de cómo el amor se inventa, se descubre o, mejor dicho, en palabras de Matilde "la forma de amar se reescribe cada vez".

🎬🎬🎬1/2

México 2022 - 1h 58m


19 visualizaciones0 comentarios