"Sex Education" / Temporada 1

Sexo no es lo único sobre lo que esta inteligente serie habla... y es que hablar de Educación es hablar de palabras mayores, aunque es probable que esté haciendo mucho más de lo que muchas escuelas.

Otis (Asa Butterfield), un adolescente, es hijo de una terapeuta sexual que enfrenta la presión usual por tener sexo, sólo que él, aunque bastante versado en el tema, es poco relajado. Mientras consigue superar sus temores, termina ofreciendo, en compañía de Maeve (Emma Mackey), la chica rebelde, consejo a Adam (Connor Swindells), el bully del colegio. De ahí, Otis y Maeve emprenden una clínica de terapia sexual, iniciando con ella una amistad que pronto los llevará a sentir algo más por el otro.

"Sex Education" sorprende en el mejor sentido de la palabra desde el primer momento. Sí, empieza con sexo y no es tímida al respecto. Sin embargo y aunque el sexo es parte medular de la historia no cae en lo barato o vulgar, pero tampoco en lo moralino o "educativo". A través de su grupo de personajes teje un abanico que permite reflejar una variedad de situaciones. Por ejemplo, están Eric (Ncuti Gatwa), el expresivo amigo gay de Otis deseoso por tener pareja; Jackson (Kedar Williams-Stirling), un nadador y novio de Maeve que aparentemente lo tiene todo; Lily Iglehart (Tanya Reynolds), una escritora de historia eróticas sobre aliens a quién le urge perder la virginidad y Aimee Gibbs (Aimee Lou Wood), una popular chica deseosa por complacer aunque eso implique que quede en segundo lugar. Entre los adultos destaca Gillian Anderson como Jean Milburn, la madre de Otis.

El look de "Sex Educatio" recuerda a los 80's aunque sucede en la época actual y eso le ayuda a dar una sensación de atemporalidad. Lo que le pasa a los estudiantes de Moordale, le ha pasado (y le está pasando) a los de muchas otras preparatorias. Funciona muy bien pues le da la vuelta a clichés del género al abordar la sexualidad de manera frontal, con una honestidad que es refrescante y que le suma humanidad, le quita lo angustiante, haciéndolo un tema natural y del que debe o debería hablarse más.

Esta primera temporada se centra principalmente en Otis y Maeve aunque, desarrolla también otras varias historias secundarias. Termina en un baile, como dicta la tradición, cerrando un primer ciclo para los personajes, pero dejando abierta la puerta para una segunda temporada que se antoja, ahora que ya ha sido introducido el universo, aún más provocativa. Se le agradece que, a diferencia de otras serie de Netflix, en ésta no hay crímenes, sólo la vida adolescente que ya es suficiente. Si así fuera la educación sexual en las escuelas, todos pediríamos más.

📱📱📱📱📱

Gran Bretaña 2019 - 8 Episodios de menos de una hora


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo