"Ron da error" de Sarah Smith y Jean-Philippe Vine

El "error" de Ron es su mejor virtud.

"La familia Mitchell vs. las máquinas" viene automáticamente a la mente cuando inicia "Ron da error": en un futuro cercano, el gigante de la tecnología, Bubble, lanza el B-bot, un robot diseñado para ayudar a hacer amigos, que se adapta a los gustos de su dueño y lo conecta con las redes sociales. Todos tienen uno, menos Barney, lo que no ayuda en nada a su situación: vive con su padre y abuela, en una casa algo inusual (cabra, gallina y huerto incluidos) y pues él no es, digamos, el más popular. Atendiendo su deseo, en su cumpleaños, recibe un B-bot, sólo que su procedencia es "diferente" y pronto comienza a dar error.

Más allá de que tanto "La familia Mitchell vs. las máquinas" como "Ron da error" tienen como detonante la penetración de la tecnología (en aquella una aplicación se apodera del mundo y planea expulsar a la humanidad), mientras la primera se concentra en la familia, "Ron da error" se concentra en otro aspecto al que "ayuda" o quizás no tanto: la amistad.

En cierta forma cumple el deseo de todo niño al tener cómo amigo un robot. El B-bot es literalmente un sueño. Con su figura capsular en blanco (que recuerda a la de los minions), cuando un niño coloca su mano sobre él, descarga sus preferencias, adquiere la apariencia de su animal o personaje favorito (un conejo, panda, Storm Trooper u otro) y comienza a buscar quién tiene gustos y aficiones similares para conectarte con ellos. Por si fuera poco, le asiste avisando cuando hay un nuevo mensaje o dándole el estatus de sus redes sociales. Su algoritmo está programado para conectar con otros. El de Barney no.

A Ron, como lo nombra, Barney le tiene que enseñar qué es un amigo y cómo ser un amigo, y en ese sencillo acto que se percibe como "no natural" está la clave de todo. Y es que más allá de los aspectos técnicos (la animación está muy bien), "Ron da erro" hace un gran trabajo en discutir en torno a cómo la amistad es un camino de doble sentido que no puede resolverse por un algoritmo. Es divertida, ocurrente (tiene grandes diálogos) y un vistazo crítico a cómo las redes sociales no son en realidad un medio para ello y sí para causar ansiedad y una serie de expectativas poco realistas.

"Ron da error" es un acierto, una prueba de que la perfección está precisamente en lo opuesto y en que ésa es parte de la magia de una buena amistad donde las partes se identifican y el vínculo crece a raíz de la convivencia, en un proceso, no en acto automático de "descarga de información" y programación.

📱📱📱📱

"Ron's Gone Wrong"

EE. UU. 2021 - 1h 47m


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo