top of page

"Role Play" de Thomas Vincent

Hay parejas disfuncionales y películas disfuncionales...

¿Por qué? Eso es lo que uno se pregunta cuando ve a figuras como Kaley Cuoco, David Oyelowo, Bill Nighy y Connie Nielsen en una película como ésta. Quizás en papel no sonaba mal. Vaya, Thomas Vincent el director tiene entre sus créditos episodios de "Reacher" y "Guardaespaldas" que son buenas series de acción. Tiene experiencia en la acción, no en la comedia y tampoco en aquello que explore las relaciones de pareja.

En "Role Play" el juego de roles sucede entre Emma (Kaley Cuoco) y Dave (David Oyelowo), una pareja que está cumpliendo años de casados. A ella se le olvidó y concede verse en un hotel para fingir que son dos desconocidos y tener una noche romántica. Un desconocido (Bill Nighy) les hace "mosca" y las cámaras los captan. Nada tendría de especial a no ser porque Emma es una asesina a sueldo buscada internacionalmente. Ahora tendrá que ponerle fin al enredo que se ha generado para proteger a su familia.

Kaley Cuoco es una gran actriz y se mueve como pez en el agua como ha demostrado en series como "The Big Bang Theory" y "The Flight Attendant" por las que ha ganado fama, popularidad y premios. No es de extrañar que la pantalla grande quiera aprovecharla y que ella quiera dar el salto (es productora de "Role Play"). En el inicio de "Role Play" capta inmediatamente la simpatía del espectador. El filme va bien o casi bien durante el primer acto, luego todo se va a la deriva y por varias razones.

En primera instancia, "Role Play" quiere hacer y ser muchas cosas. El planteamiento es de una asesina a sueldo que se ve descubierta y como es madre de familia los ha puesto en riesgo. Un error fatal ahí ya es que no establece como tal qué quiere el personaje. Se sugiere que ya no quiere seguir en el trabajo, pero no se sostiene. Luego hay un poco de romance, se le suma intriga y en el segundo y tercer acto es una suerte de filme de conspiración que se revuelve con drama familiar, de pareja y pasado turbulento (no es mayor spoiler, pero resulta que Emma fue entrenada desde niña como asesina, logró escapar de esa organización, pero ellos no la van a dejar ir tan fácilmente). Sí, es mucho, es confuso y no funciona, pero todavía hay algo peor o más delicado.

La heroína de "Role Play" es una asesina. Sí, no es que sea la primera en serlo, hay muchas en la historia del cine, pero en este caso se trata con gran ligereza. Emma ha sido entrenada para ello y es la mejor (o casi porque si no se hubiera equivocado no hay película), pero en ningún momento, ello le ocasiona un conflicto. Es decir, a Emma sí le preocupa que sus hijos o esposo pierdan la vida (obviamente), pero no el que ella se las quite a otros. Porque tampoco es que la película explique o elabore sobre a quién mata Emma. Sólo mata. Esa ligereza está permeada en todos los personajes. A David le impacta la noticia de quién es su esposa en realidad, pero se le pasa a los 5 minutos. Connie Nielsen hace a Gwen Carver, la "figura materna" de Emma y Bill Nighy está simpático como Bob Kellerman, el entusiasta e insistente pretendiente de Emma.

Total, "Role Play" es una película problemática en todos los frentes. Es moralmente cuestionable, medianamente simpática (y no siempre en el buen sentido de la palabra) y, en pocas palabras, una pena de película que quizás en algún momento fue una buena idea.

🎬

EE. UU. 2023 - 1h 40m


Entradas Recientes

Ver todo

"Echo"

Comentarios


bottom of page