"Red" de Domee Shi

Pixar está en plena forma y se suma otro clásico instantáneo.

Domee Shi, quién antes entregara el corto "Bao", debuta como directora con "Red", filme que le es muy personal en varios aspectos. Para empezar, Meilin "Mei" Lee, al igual que ella, es china-canadiense. Mei tiene 13 años y tiene por más grande deseo ir con sus amigas al concierto de 4*Town, una boy band. La cuestión está en que, a su madre, Ming Lee, no le encanta tanto la idea y, más aún, en que le ha llegado ya la "bendición" de la familia: se convierte en un panda rojo cada que sus emociones, ya sean de alegría, tristeza, enojo o demás, se salen de control. Sí, digamos que esa bendición es el premio por tener un templo dedicado a los pandas rojos y pues contar con magia. Total que para poder ir al concierto, Mei deberá controlar sus emociones y resolver sus diferencias con su madre mientras llega la fecha del ritual.



"Red" se suma a la creciente y afortunada lista de filmes animados que amplían la diversidad de temas, enfoques y protagonistas (Mei es una más con lentes, por ejemplo, como hace poco lo fuera también Mirabel de "Encanto"). En este caso, se trata de una metáfora sobre la adolescencia ("crecer es una bestia" dice la frase promocional) y dónde el panda justo representa esa montaña rusa de emociones que se viven. Más aún, aunque "Red" divertirá a niños y adultos por igual, en especial lo hará con las mujeres. La llegada del panda rojo se ilustra como la llegada del periodo y todo lo que viene después está muy ligado al proceso de asumirse como mujer ("Mi panda, mi decisión" dice Mei cuando comprende las implicaciones del ritual en clara alusión a la frase "mi cuerpo mi decisión"). Hay grandes momentos de sororidad, entre Mei y sus amigas, entre las mujeres de la familia y luego entre generaciones.

Lo anterior podría sugerir que "Red" es una película seria y lo es en cuanto a su postura de lo femenino, pero es también una gran aventura, treméndamente divertida (Mei es una gran protagonista, inteligente, ocurrente y con ese aire de poder y suficiencia típico de los adolescentes y el panda está de lo más adorable), con situaciones muy identificables (la mamá que ya no sabe con qué más atender alguna dolencia de la hija o cómo protegerla de cualquiera que quiera pasarse de "listillo") y profundamente emotiva (más de uno dejará escapar una lágrima y en más de una ocasión). De lo técnico, ya ni para qué hablar, es Pixar. Si acaso, amerita decirse que hay una clara influencia del ánime en ciertos rasgos de los personajes (los ojos, por ejemplo) que le dan identidad propia al filme. Por cierto, hay una escena post créditos bastante linda.

"Red" inicia, muy en los valores chinos, hablando de la importancia de honrar a los padres, para luego mencionar que ello debe suceder sin dejar de honrarse a uno mismo y ése es justamente el viaje de Mei y el viaje de la adolescencia. Cada persona es el resultado del pasado y el presente, la mezcla de culturas, las tradiciones y lo actual, las expectativas de los padres y las propias. "Red" es la metáfora perfecta para hablar de ello y una nueva manera de significar el poder femenino que ya no tiene que ser "rosa", puede ser en toda su intensidad, poder y pasión, rojo.

🐼🐼🐼🐼🐼

"Turning Red" ("Volviéndose Rojo" en algunos países)

EE. UU. 2022 - 1h 40m


63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo