"Puedo escuchar el mar" de Tomomi Mochizuki

Fresca, nostálgica y sencilla, así es esta historia de Taku, un joven universitario que narra sus años en la preparatoria, centrándose principalmente en su relación con Yutaka, su mejor amigo, y Rikako, la bella, rebelde y misteriosa nueva alumna que llega de Tokio para ponerlo todo un poquito de cabeza. Y ése es el encantado de esta animación del Estudio Ghibli, es nostálgica en el mejor sentido de la palabra, evitando caer en el drama adolescente, pero al mismo tiempo mostrando su encanto y eso se consigue con la madurez que da el revisitar el pasado, entendiendo que ha resultado en el presente. Es una obra menor del estudio; no profundiza como otros de sus trabajos ni tampoco presenta una estética detallada tan detallado, pero eso no la hace menos meritoria. Dentro de su simpleza deja una sonrisa, justamente como esas que se dibujan cuando se recuerda el sonido del mar.

🎬🎬🎬🎬


17 visualizaciones0 comentarios