"Oscuro deseo" / Netflix

Hay algo muy perturbador en un thriller erótico que tiene por protagonista a la chica dulce e inocente de "Rebelde", que además se llamaba Lupita, y a "Tolín" de "Amy, la niña de la mochila azul". Y es que sí, hace 16 años Mayte Perroni y Alejando Speitzer aparecían en telenovelas, la primera estaba debutando, y el segundo, un niño en aquél entonces, tenía ya un par de años de experiencia.

Producción de Argos, "Oscuro deseo" tiene por protagonista a Alma, doctora en violencia de género, quién un fin de semana, decide "relajarse" y acaba teniendo una noche de pasión con Dario, un joven que podría (y termina siendo siendo) su alumno. La cuestión está en que es casada y el encuentro casual, no lo es y está entrelazado con el supuesto suicidio de Brenda, la mejor amiga de Alma.

Comparada con "El juego de la llaves", la primera serie que Perroni hizo tras su salida de Televisa, "Oscuro deseo" es una obra de arte. Y ahí está la cuestión, definitivamente no lo es. Pretende ser una serie de altos niveles y se queda todavía a medio camino. Sus niveles de producción son infinitamente mejores, al igual que la dirección de actores. La premisa es interesante, aunque se ha visto ya antes y termina por ser un tanto pretenciosa. Tarda mucho en arrancar (10 capítulos funcionarían mejor que los 18 que tiene) y cuando comienza a revelar los secretos cree ser más inteligente de lo que es.

Un gran problema está en la selección de actores. Perroni cumple muy bien, pero se sigue viendo muy joven, de tal manera en que no se ve mucho mayor que Speitzer, a quien por cierto, tienen que dirigir mucho mejor; es un actor con más rango y aquí se limita a poner cara seria, cara ruda o cara tierna... y ya. ¿Cuántos años se supone que tiene Alma? Nunca se menciona, pero las cuentas no salen y todavía menos cuando Regina Pavón, quien aparece como su hija y sí es mucho menor, parece su hermana menor.

El éxito de "Oscuro deseo" está, más que en su historia, elenco o valores de producción, en el morbo que ocasionan ver a sus protagonistas en escenas eróticas, haciendo semi desnudos y una suerte de soft porn que se refuerza por un título que al final termina por diluirse cuando se descubre el verdadero móvil de todo. Es una más, que lo mejor que hará será conseguir que sus protagonistas sean vistos de una nueva manera y, ojalá, encuentren mejores proyectos.

18 Episodios

📱📱





61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo