"Nate, mejor tarde que nunca" de Tim Federle

Nunca tarde y siempre a punto, "Nate, mejor tarde que nunca" es el musical familiar que todo niño amante del género necesita, que todo adulto afín disfrutará y sí, un motivo más a la lista para evitarlo para los que de por sí no son muy afines. Qué se le va a hacer...

A sus 13 años, Nate (Rueby Wood) es musical, desde que sale el sol, se levanta y coloca una bata, calza sus pantuflas de conejo y baila para tomar un baño. Su sueño es protagonizar la obra escolar (musical, me corregiría, "¡No es lo mismo!") y cuando es elegido para ser uno de los árboles está destrozado. Una nueva esperanza le llega cuando Libby (Aria Brooks), su mejor amiga, le comenta que ese fin de semana serán las audiciones para el musical de "Lilo & Stich". Sí, hay un pequeño detalle, son en Nueva York (él vive en Pittsburgh), sus padres no son exactamente fanáticos de la "artisteada" y menos cuando ello "separa" a su madre de su hermana, Heidi (Lisa Kudrow), la oveja negra de la familia. Aun así, Nate está determinado.

"Nate, mejor tarde que nunca" entiende muy bien el amor por los musicales y el amor por el escenario. Es una adaptación de la novela homónima de Tim Federle, quién ha estado en las tablas y ahora presenta su ópera prima. La estructura de la historia es la típica, esta es una coming of age. Lo que la diferencia de otras es ese equilibrio muy en tono entre realidad y fantasía, su diálogo inteligente, muy buen sentido del humor y profundas raíces en el entendimiento y la aceptación de quién se es, quiénes son los otros, y la familia.

Pieza indispensable para la cinta es Rueby Wood, un debutante de gran carisma que hace desde el primer momento que abracemos su sueño y queramos acompañarlo (después de todo, amantes o no de los musicales, quién no quiso ser artista en su infancia). Wood es una triple amenaza, como se dice en el medio, actuando, bailando y cantando de manera espectacular. Su número en las calles de Nueva York es fantástico. Aria Brooks le hace muy bien segunda como Libby, su amiga incondicional que pronto descubre que sus intenciones románticas no tendrán eco en Nate. Aplausos para el guion que lo normaliza, sin dedicarle un momento especial, aunque eso sí, no deja de sentirse un tanto cliché que todo niño amante de musicales sea gay. El elenco tiene también a Joshua Basset de la serie de "High School Musical" y a Lisa Kudrow en un rol que le hemos visto antes, ya saben, en esa mezcla de depresión con simpatía y desesperanza.

"Toda gran aventura comienza con un sueño" indica "Nate, mejor tarde que nunca" y ése es el mensaje que todo niño necesita. "Nate, mejor tarde que nunca" es esa semilla de esperanza y posibilidad, para todos aquellos que viven, sueñan y trabajan por hacer realidad lo que parecía una fantasía y para encontrar ese lugar donde se es y encaja, donde la luz apunta al lugar indicado.

🎶🎶🎶🎶

"Better Nate than Ever"

EE. UU. 2022 - 1h 34


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo