top of page

"Morbius" de Daniel Espinosa

Monstruoso... en TODO el mal sentido de la palabra.

Por dónde empezar... vamos a ser honestos, existe la posibilidad de que a "Morbius" le vaya como a "Venom", es decir, que sea un éxito en taquilla y un fracaso en crítica, lo que no la haría de ninguna manera una buena película, pero podría permitir, como sucediera con aquella la segunda parte y la continuidad del Spiderverse (con "Kraven, el cazador" en producción y "Madame Webb" en preproducción). Es de llamar la atención que este título tiene en los créditos iniciales una leyenda que indica que hay una participación, pero queda claro que no es en el mismo nivel que lo que sucede con Spider-Man.

"Morbius" es una historia de origen. En ella, el Dr. Michael Morbius (Jared Leto) es el mejor en su campo, el estudio de la sangre. Su interés por el tema deviene de una condición que sufre desde niño y para la cual ha estado buscando cura. En su desesperación comienza a jugar con el ADN de los murciélagos vampiros piraña, desarrollando una alternativa para la que es el sujeto de prueba. Las consecuencias lo convierten en una suerte de vampiro, pero ese no es su único problema. Milo (Matt Smith), un amigo de la infancia con la misma enfermedad está determinado a someterse al mismo procedimiento.

Quizás la sinopsis ya vaya dando cuenta del problema principal de "Morbius": es todo y nada la vez. En lugar de concentrarse en contar cómo surge y desarrollar el conflicto de Michael (estar condenado a vivir de sangre, viviendo una sed insaciable que lo hace un riesgo para cualquier ser humano y con la disyuntiva moral que implica arrebatar vidas para vivir) quiere ser también una película de terror, de acción, de súper héroes, de romance (con Martin Bancroft, su colega, una científica y a manos de Adria Arjona), un thriller, una suerte de tragedia que enfrenta a dos amigos, casi hermanos y también de corte policial, no digamos seguir construyendo el Spiderverse, planteando conexiones y abriendo posibilidades para una secuela. No consigue ninguna por completo.

"Morbius" es un desperdicio. Tiene un muy buen elenco, empezando por Jared Leto, pero a diferencia de lo que lo distingue, la entrega y el desarrollo de sus personajes, aquí todo queda en la superficie. No hay tiempo para ello y es una pena porque si el foco de la historia fuera el dilema al que se enfrenta el resultado sería otro, pero la película tiene prisa y quiere contar muchas otras cosas. Matt Smith ("Dr. Who", "The Crown") está llevado a la caricatura, Adria Arjona es simplificada a interés romántico, Jared Harris (el Dr. Nicholas, mentor para Michael y Milo) y Tyrese Gibson son casi decorativos, ah y si esperan la aparición de Michael Keaton, repitiendo como Adrian Toomes / El Buitre, se da en las dos escenas post créditos que se contradicen entre sí y que tampoco hacen sentido (la buena noticia es que al menos no tardan mucho en aparecer).

La película también falla en otros sentidos. Hay cuestiones absurdas o que no terminan de conectar y que van desde el inicio, incluyendo problemas de continuidad. Las secuencias de acción no lucen del todo y abusan de un par de recursos, mucho retoque, mucha edición y muchos cambios de encuadre, que es sinónimo de "no supimos cómo hacerle, pero que se vea que pasa mucho". Que, si hay momentos bueno, sí, la verdad es que también los hay. El inicio, por ejemplo, aunque no exento de errores, es prometedor; hay un par de secuencias de suspenso (víctimas de Milo) que están bien montadas y el diseño de producción es "sofisticado", aunque no especialmente original.

Bajo la promesa de que "Morbius" conecta con el Universo Cinematográfico Marvel parece casi indispensable verla. Cuidado, al momento el único espacio donde conviven los personajes de Marvel y del Spiderverse son las películas de Spider-Man y, ante los resultados en la calidad de las historias de Sony es de dudarse que Marvel vaya más allá. "Morbius" tardó dos años en llegar a las salas a causa de la pandemia, es una pena que no haya sido una víctima más.

🦇1/2

EE. UU. 2022 - 1h 44m

 

A partir de aquí spoilers y otras conexiones con el Spiderverse y el Universo Marvel:

  • En varias escenas se ve a Morbius caminar en calles donde hay grafitis o posters que señalan a Spider-Man como un asesino, por lo que sucede después de los eventos de "Spider-Man: Lejos de casa".

  • Los agentes del FBI mencionan eventos extraños y una situación de San Francisco, lo que parece hacer referencia a lo que sucede en las películas de Venom.

  • El diseño de Oscorp, que aparece, es similar al de los filmes de "El sorprendente Hombre Araña" (Andrew Gardfield), lo que aunado a la presencia de Rhino parece sugerir que todo sucede en esa dimensión.

  • La primera escena post créditos sucede cuando se da cuando Dr. Strange (Benedict Cumberbatch) busca evitar que el multiverso colapse. Así que se ve la grieta morada que sugiere está a punto de suceder. Ello implica que su mundo (que incluye a Venom y Carnage) está en una dimensión paralela. A esa dimensión llega Adrian Toomes, apareciendo en una celda y pronto siendo liberado dado que en esa realidad no ha sido condenado por nada; es un desconocido y un misterio cómo sucedió.

  • La segunda escena post créditos tiene lugar tiempo después. En ella Morbius y Toomes, ya en traje de El Buitre, se encuentran y el segundo le dice al primero que es buen momento de unirse y divertirse ante una amenaza mayor (Spider-Man). La escena tiene por intención sugerir la tan prometida película de los Sinister Six donde un grupo de villanos de Spider-Man se enfrentan a él. Lo que no hace ningún sentido es por qué ello sucederá o, mejor dicho, por qué Morbius tendría algún interés en dañar a Spider-Man, máxime cuando "Morbius" se ocupa de establecer al personaje como un ser con bastante conciencia y una moral que persigue el bien común, muy distinta de la del Buitre.


Entradas recientes

Ver todo
bottom of page