top of page

"Los asesinos de la luna" de Martin Scorsese

"Las películas tocan nuestros corazones, despiertan nuestra visión y cambian la forma en que vemos las cosas. Nos llevan a otros lugares, nos abren puertas y mentes. Las películas son los recuerdos de nuestra vida, necesitamos mantenerlas vivas," Martin Scorsese

La muerte de las flores, el despertar de la memoria.

Martin Scorsese regresa cuatro años después de "El irlandés" y muchas, muchas, declaraciones en contra de las películas de súper héroes y las súper producciones que a su juicio no son cine y son un veneno para la industria. Lo hace con un western épico que adapta la novela de David Grann. Es un recuento de los asesinatos de Oklahoma sucedidos en la Tribu Osage durante los 20's y es, en un sentido, un recuerdo de ese cine clásico de grandes dimensiones (en tiempo y producción) como "Lo que el viento se llevó" o "Gigante".

Leonardo DiCaprio, en su sexta colaboración con Scorsese, es Ernest Burkhart, un veterano de la Primera Guerra Mundial que visitar a su tío William "King" Hale", quién vive en la reserva de la Tribu Osage y se ha hecho de una buena reputación entre la comunidad. Es un tiempo de bonanza tras el descubrimiento de pozos petroleros, pero pronto se convierte también en uno sombrío cuando una serie de asesinatos comienzan a suceder alrededor de los miembros más adinerados de la tribu. Mientras ello está en curso, Ernest se enamora de Mollie Kyle (Lily Gladstone), miembro de una de las familias más adineradas.

"Los asesinos de la luna" demuestra el punto de Scorsese. Es arte en toda la extensión de la palabra y es arte en una escala mayor porque lo que quiere decir, el punto que quiere hacer es también grande o, mejor dicho, contundente. Es un llamado a la explotación, la traición, a las comunidades indias norteamericanas y, en ello, a todas las que hay en el mundo. Es un reflejo del remordimiento a través del personaje de Leonardo DiCaprio, dividido por su ambición y el cariño a su familia primaria, y por el amor a Mollie y la familia que ha creado con ella.

El filme tardó en llegar. Inicialmente se pensó que lo haría en 2022, pero contrario a otras cintas que movieron sus estrenos por efectos de la pandemia o estrategias comerciales, "Los asesinos de la luna" lo hizo por dos motivos centrales e íntimamente relacionados: 1) el conocimiento de la Tribu Osage (tiene como asesor al Jefe Geoffrey Oso Parado, quién ayudó al cuidado del adecuado retrato de costumbres y dio también permiso de filmar en las tierras donde todo sucedió), 2) el ángulo correcto para contar la historia. Este segundo aspecto es esencial. El periodo es conocido como "El Reino de Terror" o "Asesinatos Indios de Osage". Si bien es un pasaje relevante en la historia de EE. UU., lo es más para la propia comunidad Osage. Detrás de los crímenes estaba la avaricia que llevó a muchos foráneos a casarse con miembros de la tribu pues que a su muerte heredaría. A raíz de los eventos ese cambio por Ley.

Esa exploración de los hechos hace que Scorsese se tome su tiempo y justifica la larga duración de "Los asesinos de la luna" que, a decir verdad, no se siente. El filme tiene la habilidad de hacer entrar en el ritmo y la manera en cómo se van desarrollando los eventos hace que en un principio esté el propio descubrimiento de Ernest como guía y que luego, poco a poco, vayan cayendo las piezas para comprender la conspiración que se está llevando a cabo y cómo la pareja principal es muestra de ello.

Leonardo DiCaprio hace gran labor en un personaje que comienza con cierto encanto y luego se va revelando como un hombre atormentado al darse cuenta de la verdadera dimensión de sus hechos. No será raro verlo nominado al Oscar. Roberto De Niro está bien como Hale, el antagonista, aunque es un rol menos lucidor. Tienen participaciones buenas, pero breves, Jesse Plemons (Tom White, el agente que investigara los asesinatos y rol que inicialmente se pensó para DiCaprio), John Lithgow (el fiscal durante el juicio) y Brendan Fraser (el abogado defensor de Hale y Burkhart). Sin embargo, el alma del filme le pertenece a Lily Gladstone. Gladstone es una actriz con una década en el medio y cuyos proyectos han tenido un enfoque justamente alrededor de las tribus indígenas norteamericanas, visibilizándolas y dignificándolas. Aquí es una mujer con una fuerza sutil, pero contundente. Gladstone tiene el porte y al igual que DiCaprio lleva a su personaje por un amplio rango de emociones que van de la ilusión del amor, al dolor de la pérdida de miembros de su familia, la enfermedad (padece diabetes) y el desengaño.

"Los asesinos de la luna" tiene la virtud del gran arte. Es bella de ver. La fotografía en tonos ocres y de tintes sepia es del mexicano Rodrigo Prieto. Le da una viveza que retrata justo el ambiente de la comunidad Osage, pero al mismo tiempo una cierta melancolía. El diseño de producción es también impresionante. Para el filme se construyó todo un pueblo. Esa dimensión explica los 200 millones de dólares que costó el filme. Repito, "Los asesinos de la luna" es grande en todos los sentidos.

"Killers of the Flower Moon", título original, se traduciría en realidad como "Asesinos de la luna en flor". La luna en flor ocurre para la tribu Osage en mayo, cuando la primavera está en pleno y florece. Ese florecer es una metáfora de la tribu, pero, más aún, de la propia sociedad norteamericana, de sus raíces. Con "Los asesinos de la luna", Martin Scorsese le rinde un homenaje a la tribu Osage, a través de sus paisajes y ritos, retratados con respeto y belleza, pero también le ofrece, en cierta manera, una disculpa y hace un llamado. En todo ello prueba su decir.

Sí, las grandes súper producciones, los blockbusters y las películas de súper héroes son cine, aunque Scorsese disienta, pues entre todo el cine es industria y entretenimiento, pero es también arte. En ello, está la diferencia de lo señala Scorsese. La manera en cómo "Los asesinos de la luna" toca corazones y despierta consciencias, sólo la puede conseguir el verdadero arte. La cita inicial no es decorativa. Scorsese nos lleva a la tribu Osage, a otro tiempo, a recordar y vivir, a mantener latente. El cine florece en la mano de Martin Scorsese.

🎬🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2023 - 3h 26m


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page