"Las Bravas F. C." / Episodios 1 a 3

HBO Max tú muy bien; Mauricio Ochman, tú también.

El formato de serie se ha tomado su tiempo en México donde por décadas las telenovelas fueron reinas y dónde aún siguen siendo una tradición, no en valde Netflix decidió renombrar varios de sus productos bajo dicho denominativo. El tema con las series en México está en que tienen en caer en las telenovelas o no terminan de cuajar. Netflix tiene que han sido éxitos y salido más o menos bien libradas ("La casa de las flores" en sus inicios), otras menos afortunadas ("Oscuro deseo"), Amazon parece no atinar con nada ("Mi Tío", "Cómo sobrevivir soltero"), pero HBO Max ha tenido un acierto tras otro: "Amarres", "Ninis" y, ahora, "Las Bravas F. C.".

Mauricio Ochman, quién viene de una racha impresionante habiendo estrenado hace un par de meses "¡Qué despadre!" y con dos películas en los cines: "¿Y cómo es él?" y "Sin ti no puedo" aporta algo distinto como Roberto Casas, un jugador exitoso, muy exitoso (piensen en el jugador más exitoso actual y Roberto lo es al doble) que ve su vida dar un vuelco radical por una cuestión de salud que lo aleja de las canchas, lo lleva a los excesos (que ya de por sí no eran pocos) y lo orilla a volver a su pueblo donde, desesperado, acepta ser el entrenador de "Las Bravas", un equipo de fútbol femenil que lo único que tiene de "bravo" es el nombre. A los retos de pagar sus deudas, darle un nuevo sentido a su vida y hacer "algo" con Las Bravas se suma el que una de las jugadoras es su hija (sí suena a telenovela, pero no lo resuelven así afortunadamente).

Estos tres primeros episodios hacen el planteamiento y establecen las dinámicas generales, parecen sugerir también que habrá oportunidad de explorar algunas historias secundarias lo que hace sentido en un reparto donde se tiene a Irán Castillo y Vanessa Acosta. Los episodios avanzan rápido, son ligeros y tienen buen sentido del humor (un tono bien manejado, una de las debilidades de muchas otras series). Mi respeto para Mauricio Ochman, quien a pesar de estar en todas partes no cansa, es agradable verlo más allá de su carisma y atractivo físico; le da un sello y dimensión a cada rol. Ochman es una estrella. Lo acompañan Mauricio Barrientos "El diablito" como su amigo de la infancia y coentrenador, un rol que lo saca de lo usual, un tanto sensible y conciliador y no maldiciente como acostumbra, y Ana Valeria Becerril, una actriz muy capaz a quién conocemos por "Control Z", pero que tiene una tendencia por los personajes "trágicos".

"Las Bravas" presentará un episodio nuevo cada semana. Además, de hablar de la familia es también una mirada a la provincia mexicana, pero, más aún, a resignificar un deporte "masculino" como uno sin género. Sí, "Las Bravas" tiene agenda de género, pero afortunadamente no cae en lo obvio. "Las Bravas" sí es una serie y este es un buen inicio; HBO Max que demuestra que sabe lo que está haciendo.

⚽️⚽️⚽️1/2

México 2022 - Menos de 1 hora cada episodio


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

"Amarres"

"Ninis"