"La vida ante sí" de Edoardo Ponti

Sophia Loren está en plena forma en "La vida ante sí".

En una costa de Italia, Mohamed, quién prefiere ser llamado simplemente Momo, es dejado, más a la fuerza que por gusto, al cuidado de Mama Rosa, una sobreviviente del Holocausto que cuida principalmente a niños de trabajadoras sexuales. La relación comienza con el pie izquierdo pues Momo la había robado, pero ello no impide que se construya un lazo afectivo entre el hábil niño que se mueve en el mundo de la droga y la mujer que afronta los demonios del pasado.

"La vida ante sí" es un remake del filme "Madame Rosa" de 1977 que se hiciera del Oscar a Mejor Película Extranjera. Si aquél tuvo ese impacto, éste es aún mejor. La mano de Ponti, hijo de Sophia Loren, con quién colabora por tercera ocasión, le da nuevas dimensiones a la historia y saca el máximo provecho de la estrella italiana, quién no había actuado en una década.

Sophia Loren huele a Oscar. "La vida ante sí" podría darle una tercera nominación y quizás un segundo premio. Podría suceder o no, pero el filme se sostiene, a pesar de una anécdota que no es del todo original, por sus ecos contemporáneos, por su manera de explorar en la naturaleza humana, en la fuerza y la nobleza de espíritu. Si este es o se convierte en el punto final en la filmografía de Loren, es un gran punto final. Uno que permite bajar con dignidad el telón, dar cuenta de su gran talento actoral, su belleza madura y su indiscutible brillo de estrella y leyenda.

🎬🎬🎬🎬🎬


17 visualizaciones0 comentarios