"Fue la mano de Dios" de Paolo Sorrentino

Personal, emotiva, contemplativa, sublime y poderosamente hermosa.

"La mano de Dios" es el tipo de filme que puede encantar o aburrir, que puede expresar su grandesa sin conectar del todo, sin alcanzar a comprender la contundencia de todo lo que está diciendo. Es sobre Fabietto Schisa (Filippo Scotti), un adolescente que en la década de los 80's vive con su muy italiana familia (ya saben, futbol, grandes comidas, grandes peleas y pasiones) sin mayores sobresaltos que los reclamos habituales y algún que otro secreto que sale a la luz, hasta que una inesperada tragedia lo sacude.

Paolo Sorrentino es un director como pocos. Sus filmes más recientes, "La juventud" y "La gran belleza" (que le hace honor en todos los sentidos a su título), los más conocidos, han dado cuenta de una voz de gran contundencia y profundida que sólo es equiparable con una puesta en escena y una fotografía que absorven en su, valga la redundancia, gran belleza. "La mano de Dios", es, en sus propias palabras su trabajo más personal, habiendo quedado también huérfano en su adolescencia y descubriendo su gusto por el cine también en esa época.

El título es obviamente una referencia a la frase de Maradona, quién es mencionado en varias ocasiones y que sirve muy bien para construir una metáfora en torno al destino o las inesperadas vueltas de la vida. Es una obra con sus retos (una gran duración; una narrativa, sobre todo al inicio, un tanto inconexa), pero también de grandes encantos. Los apasionados del futbol la encontrarán más entretenida al inicio con sus referencia a ello y que no son tan fáciles de entender para quiénes no vivimos "la intensidad" del soccer. Después, cobra otra dimensión con la périda y los descubrimientos, asentando que es una coming of age story como pocas y dejando claro que aunque ésta no es la obra maestra de Sorrentido, sin duda, el resultado ha sido guiado por "la mano de Dios".

📱📱📱📱

Italia 2021 -2h 10m


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo