top of page

"La chica salvaje" de Olivia Newman

"Los secretos están enterrados justo debajo de la superficie" dice el eslogan de "La chica salvaje", adaptación de la novela homónima de Delia Owens y un best seller de gran éxito y que ahora llega a la pantalla grande cortesía de Reese Witherspoon y su compañía Hello Sunshine.

Catherine "Kya" Clark (Daisy Edgar-Jones) es "la chica salvaje" es una joven que fuera abandonada de niña en la marisma, los terrenos pantanosos invadidos por el agua del mar, en la Carolina del Norte de los 50's. A base de ingenio, voluntad y disciplina, Kya sobrevive. Tate (Taylor John Smith), un "vecino" con quién comparte su amor por la marisma, le enseña a leer y se convierte en su primer amor. Después llega Chase (Harris Dickinson), el chico popular que la enamora y por quién ahora enfrenta un juicio. Chase murió de forma sospecha y quizás haya sido asesinado. La historia se cuenta alternando el presente, el juicio, con el pasado que poco a poco reconstruye la vida de Kya hasta convertirla en una exitosa autora de libros sobre flora, fauna e insectos de la región.

La adaptación tiene sus aciertos. Cambia de orden algunos hechos para favorecer el ritmo y darle un poco más el tono de thriller. La novela y el filme en menor grado lo balancean con romance y drama, además de los recursos usuales de las novelas sureñas y que incluyen cuestiones raciales y sociales. La producción es impecable y hace lucir los paisajes en ese equilibrio que los hace salvajes, pero cautivantes.

Daisy Edgar-Jones es una estrella en ciernes. Con una carrera de apenas cinco años, este 2022 participa en "Por mandato del cielo" y ahora protagoniza. Edgar-Jones le da a Kya esa naturalidad, timidez y determinación que requiere. Es una niña abandonada, con ese sentimiento de vacío, con una necesidad inherente de conectar, pero también, de sobrevivir. Es un gran personaje. Hace gran pareja con Taylor John Smith, quién tiene la dulzura y buen corazón que Tate requiere. Los momentos que cuentan su romance son verdaderamente hermosos. Es una de las mejores secuencias del filme. Harris Dickinson es otro actor para observar con papeles en "Beach Rats", "King's Man: El origen" y "Triangle of Sadness", ganadora de la Palma de Oro en Cannes. La figura de renombre está en David Strathairn, nominado al Oscar por "Buenas noches, buena suerte", y quién hace al abogado de Kya.

"La chica salvaje" es cumplidora. Pierde porque no sabe cómo manejar "los secretos enterrados debajo de las superficies". Quiere ser, a diferencia de Kya que simplemente es, muchas cosas a la vez; quiere hablar y proponer de clases sociales, sobrevivencia, instinto, justicia, empoderamiento femenino, la naturaleza, el amor y el racismo, cuando al final todo se reduce en dos frases. "La chica salvaje", al menos en su versión fílmica, quiere ser, quiere sumarse y con toda razón y sentido, a las voces en contra del abuso. Kya, lo dice muy bien, "todo en el pantano depende de sobrevivir", y "para que la presa viva, el depredador a veces debe morir". Entonces, cuando la revelación final llega, el engrudo se hizo un poco bolas y el impacto se diluye, quedando también, para su desfortuna, "debajo de la superficie". Kya merece mejor.

🐚🐚🐚

"Where the Crawdads Sing"

EE. UU. 2022 - 2h 5m


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page