"Intercambio de princesas" de Mike Rohl

Ponga un poco de "Juego de gemelas", otro tanto de "Roman Holiday" y endulce con cualquier reality show de repostería.

"Intercambio de princesas" es una película de receta, pero, hay que decirlo, es una, quizás con poco valor nutrimental, pero buen sabor. Tiene a Vanessa Hudgens como Stacy, una repostera un tanto desilusionada de la vida que viaje a Belgravia a un concurso de cocina donde se encuentra con Lady Margaret, quién es igualita a ella y está a un par de días de casarse con el Príncipe, pero no conoce nada del mundo. Así que, bueno, el resto lo pueden sospechar, intercambian roles un par de días y todo lo que no debía suceder, pasa.

Los primeros minutos de "Intercambio de princesas", incluso el primer acto, son un tanto "x" y pueden "verse" mientras se hace algo más, no porque no pasa nada, sino porque lo que pasa se ha visto antes, aunque, en honor a la verdad, Hudgens está encantadora y eso ayuda a mantener el interés. Después, cuando se enreda la historia y, sobre todo, cuando adquiere forma de comedia romántica es inevitable dejar de verla y divertirse. En ese sentido y más allá de posibles fallos en las actuaciones, la película acierta fuertemente gracias a su tono "Disney" y a la inclusión de Sam Palladio como el Príncipe Edward y Nick Sagar como Kevin Richards. Ambos son muy carismáticos, físicamente muy distintos y, mientras el primero hace a un muy formal, pero sensible próximo monarca, el segundo es un extrovertido cocinero.

Sí, los ingredientes de "Intercambio de princesas" podrán no ser los más originales e incluso el resultado tampoco lo es, pero consigue muy bien su objetivo y se hace de un lugar entre esos títulos navideños que podrían ser un placer culpable y no lo son y ésa es una virtud.

🎬🎬🎬


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo