top of page

"Heartstopper" / Temporada 2

"Muéstrale al mundo de qué está hecho el amor," frase promocional

Esta serie es un abrazo.

La primera temporada, estrenada en abril de 2022 alcanzó más de 14.5 millones de vistas a unas horas de haber debutado. Se convirtió, además, en la primera en recibir nueve nominaciones y ganar cinco premios en la ceremonia inaugural de los Premios Emmy para la Familia, además de otros tantos reconocimientos más. Su acierto está en tono afable y la sensible manera que tiene de retratar a la comunidad LGBT+.

La segunda temporada se ocupa de Nick (Kit Connor) y Charlie (Joe Locke) como pareja; en especial del proceso de Nick por "salir del clóset". Paralelamente, Tao (William Gao) quiere declararle su amor a Elle (Yamin Finney), pero no sabe cómo y no quiere en el intento perder su amistad. Darcy (Kizzy Edgell) y Tara (Corinna Brown) siguen su relación, pero Darcy comienza a percatarse que quizás hay un lado de tara que desconoce. Isaac (Tobie Donovan) se percata de que tiene sentimientos, más allá de por los libros, por otro chico, pero también de que su deseo sexual es distinto. El ciclo escolar les trae un viaje a París y concluye con el tradicional baile.

¡Qué gran serie es "Heartstopper"! Es curioso, el título habla de ese momento en que el corazón se detiene, metafóricamente hablando, cuando se conoce a esa persona especial, cuando se está con él/ella/elle. La serie lo hace también, pero más allá de detener el corazón, lo cuida. Tiene un guion muy cuidado, con diálogos sensibles, situaciones creíbles y un ritmo que avanza a un paso que transmite una suerte de confidencia, permitiendo un desarrollo de personajes creíble. Vaya, es una temporada de 8 episodios para que Nick, poco a poco, vaya entendiéndose mejor y pueda contar, cuando esté listo que es bisexual y que tiene una relación con Charlie. Es el tiempo que Charlie no tuvo, pero que "Heartstopper" entiendo que debe ser. Kit Connor y Joe Locke hacen una gran pareja. Locke explora en esta ocasión las heridas psicológicas que el bullying le ha dejado (a desarrollar en la próxima temporada) y que la relación con Ben (Sebastian Croft) le ha dejado. Un gran momento cuando Ben le ofrece disculpas. Kit Connor, por otra parte, es sensacional. Es el novio ideal en el buen sentido, no es perfecto, pero sí es sensible, cuidadoso y una muestra que ayuda a derribar estereotipos. Connor es uno de esos actores quecon poco hace mucho. Sus expresiones, transmiten esa bondad de Nick. Tiene grandes momentos con Olivia Colman, quién hace a su madre. La temporada también permite conocer a su hermano mayor y su padre.

Más allá de la pareja central, "Heartstopper" les da tiempo a sus personajes secundarios y a través de ellos explora y normaliza con mayor profundidad a la comunidad LGBTQ+. Elle y Tao hacen a una gran pareja, él viendo en ella a la mujer y la artista que siempre ha sido. Darcy y Tara muestran una relación lésbica sana. La gran adición está en Tobie, quién se descubre como asexual. Grandes momentos tienen también Tori (Jenny Walser), la irónica y un tanto oscura, pero siempre protectora hermana de Charlie; Imogen (Rhea Norwood), ex novia de Nick, y los profesores Nathan (Fisayako Akinade) y Youssef (Nima Taleghani). El primer bonachón y expresivo, el segundo serio y rudo. Hacen una pareja entrañable y cuya dinámica es tan tierna como romántica.

"Heartstopper" es una serie con verdad y mucho, mucho corazón. "Muéstrale al mundo de qué está hecho el amor" dice su póster y es lo que hace. Con amor presenta y retrata a la comunidad LGBTQ+. Con amor muestra lo que es y debe ser el amor, con todo el apoyo, la comprensión y el crecimiento de la mano que conlleva. Con amor es un abanico que incluye lo heterosexual. "Heartstopper" es una serie con magia. El mundo necesita más "Heartstopper" para ser un mejor lugar. Esta serie es un abrazo.

La primera temporada, estrenada en abril de 2022 alcanzó más de 14.5 millones de vistas a unas horas de haber debutado. Se convirtió, además, en la primera en recibir nueve nominaciones y ganar cinco premios en la ceremonia inaugural de los Premios Emmy para la Familia, además de otros tantos reconocimientos más. Su acierto está en tono afable y la sensible manera que tiene de retratar a la comunidad LGBT+.

La segunda temporada se ocupa de Nick (Kit Connor) y Charlie (Joe Locke) como pareja; en especial del proceso de Nick por "salir del clóset". Paralelamente, Tao (William Gao) quiere declararle su amor a Elle (Yamin Finney), pero no sabe cómo y no quiere en el intento perder su amistad. Darcy (Kizzy Edgell) y Tara (Corinna Brown) siguen su relación, pero Darcy comienza a percatarse que quizás hay un lado de tara que desconoce. Isaac (Tobie Donovan) se percata de que tiene sentimientos, más allá de por los libros, por otro chico, pero también de que su deseo sexual es distinto. El ciclo escolar les trae un viaje a París y concluye con el tradicional baile.

¡Qué gran serie es "Heartstopper"! Es curioso, el título habla de ese momento en que el corazón se detiene, metafóricamente hablando, cuando se conoce a esa persona especial, cuando se está con él/ella/elle. La serie lo hace también, pero más allá de detener el corazón, lo cuida. Tiene un guion muy cuidado, con diálogos sensibles, situaciones creíbles y un ritmo que avanza a un paso que transmite una suerte de confidencia, permitiendo un desarrollo de personajes creíble. Vaya, es una temporada de 8 episodios para que Nick, poco a poco, vaya entendiéndose mejor y pueda contar, cuando esté listo que es bisexual y que tiene una relación con Charlie. Es el tiempo que Charlie no tuvo, pero que "Heartstopper" entiendo que debe ser. Kit Connor y Joe Locke hacen una gran pareja. Locke explora en esta ocasión las heridas psicológicas que el bullying le ha dejado (a desarrollar en la próxima temporada) y que la relación con Ben (Sebastian Croft) le ha dejado. Un gran momento cuando Ben le ofrece disculpas. Kit Connor, por otra parte, es sensacional. Es el novio ideal en el buen sentido, no es perfecto, pero sí es sensible, cuidadoso y una muestra que ayuda a derribar estereotipos. Connor es uno de esos actores quecon poco hace mucho. Sus expresiones, transmiten esa bondad de Nick. Tiene grandes momentos con Olivia Colman, quién hace a su madre. La temporada también permite conocer a su hermano mayor y su padre.

Más allá de la pareja central, "Heartstopper" les da tiempo a sus personajes secundarios y a través de ellos explora y normaliza con mayor profundidad a la comunidad LGBTQ+. Elle y Tao hacen a una gran pareja, él viendo en ella a la mujer y la artista que siempre ha sido. Darcy y Tara muestran una relación lésbica sana. La gran adición está en Tobie, quién se descubre como asexual. Grandes momentos tienen también Tori (Jenny Walser), la irónica y un tanto oscura, pero siempre protectora hermana de Charlie; Imogen (Rhea Norwood), ex novia de Nick, y los profesores Nathan (Fisayako Akinade) y Youssef (Nima Taleghani). El primer bonachón y expresivo, el segundo serio y rudo. Hacen una pareja entrañable y cuya dinámica es tan tierna como romántica.

"Heartstopper" es una serie con verdad y mucho, mucho corazón. "Muéstrale al mundo de qué está hecho el amor" dice su póster y es lo que hace. Con amor presenta y retrata a la comunidad LGBTQ+. Con amor muestra lo que es y debe ser el amor, con todo el apoyo, la comprensión y el crecimiento de la mano que conlleva. Con amor es un abanico que incluye lo heterosexual. "Heartstopper" es una serie con magia. El mundo necesita más "Heartstopper" para ser un mejor lugar.

❤❤❤❤❤

Reino Unido 2023 - 8 Episodios de alrededor de media hora


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page