"El baile" (The Prom) de Ryan Murphy

Este es un musical, muy musical.

Cuando el más reciente musical de Dee Dee Allen (Meryl Streep) y Barry Glickman (James Corden), dos estrellas en decadencia, fracasa en Broadway, los actores están desesperados por volver a llamar la atención y darle un giro a su imagen. La solución llega cuando Angie Dickinson (Nicole Kidman), otra actriz de musicales que nunca ha conseguido un estelar, sugiere buscar una causa en la que puedan intervenir y generarse buena prensa. La respuesta llega de Indiana, donde el baile de graduación o Prom, ha sido cancelado porque Emma Nolan (la debutante Jo Ellen Pellman) quería asistir con su novia.

Por dónde empezar... "El baile" es todo lo que un musical debe ser. Tiene grandes números musicales, fastuosos vestuarios, un reparto de ensueño y una historia, que aunque con bastantes clichés, es vigente y relevante; como consecuencia, todos aquellos que no disfrutan del género, absténganse.

"El baile" es uno de los mejores trabajos de Murphy y seguramente encontrará mucho eco en los Globos de Oro y en más de una categoría en el Oscar ("Wear Your Crown", tema original, muy seguramente ya ocupa un lugar). Meryl Streep, justo cuando pensamos que ya le hemos visto todo, es simplemente irresistible como Allen, la diva del teatro que sólo piensa en ella, pero tiene un gran corazón. Meryl ya fue nominada por un musical al Oscar, "En el bosque", éste es un mejor trabajo. Tiene mejores números, baila como nunca antes y bueno, de la actuación ni qué decir. Nicole Kidman y Andrew Rannells están encantadores y aprovechan bien sus momentos de lucimiento. Keegan-Michael Key y Kerry Washington, aunque no tienen tanto que hacer, le dan fuerza a sus roles, el primero como un heterosexual al que le gustan los musicales ("pensé que sólo existían en los cuentos de hadas", le dice Dee Dee) y la segunda, como la madre de familia que defiende los valores tradicionales. La sorpresa la ponen Jo Ellen Pellman y Ariana DeBosse, quiénes brillan al igual que los actores consolidados; son un gran descubrimiento y dos actrices a observar, la segunda será Anita en "Amor sin barreras", la versión de Spielberg. El pelo en el arroz lo pone James Corden, quién está un poco fuera de casting... uno no puede dejar de notar, sobre todo al principio, que su nivel está por debajo de los demás... después uno se acostumbra.

"The Prom" se hace de un lugar propio por más de una razón: es una celebración de los musicales, del mundo del espectáculo, de lo que puede (y debería) hacer (lo cual le gustará a más de una premiación), es divertida, es emotiva, muy vistosa, llena de temas pegajosos, perfecta para verse y reverse, tiene mucho corazón, y es muy, muy actual. ¿Cuándo un musical había tenido por pareja central a dos mujeres? Eso es un avance. Así que este baile, llama a la autenticidad y deja ese sabor de alegría y posibilidad que todo buen musical debe dejar.

🎬🎬🎬🎬


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo