top of page

"Dulces y sangrientos 16" (Totally Killer) de Nahnatchka Khan

Casi-totalmente un nuevo clásico.

"Dulces y sangrientos 16" la "mata" en el buen sentido de la palabra. Es sobre Jamie (Kiernan Shipka), una adolescente que no la lleva tan bien con su mamá. Es Halloween y en su pueblo la muerte de tres jóvenes, 17 años antes, se ha convertido en un elemento distintivo. El asesino nunca fue encontrado y ahora regresa tomando la vida de Pam (Julie Bowen), madre de Jamie y amiga de las víctimas originales. Un accidente le permite viajar a Jamie a 1987 y detener al asesino antes de que mate a su mamá.

Esta comedia de terror es el hijo afortunado de "Volver al futuro", "Halloween" y "Scream". Sí, no alcanza a conseguir el estatus de clásico o de culto de aquéllas, pero sale bastante bien librada gracias a su autoconsciencia, a que se toma lo suficientemente en serio, pero no demasiado, y a que tiene claro que en el fondo es la historia de una hija arrepentida que dio por sentada a su mamá. Es también una buena manera de rendirle homenaje a las películas slasher de los 80's y de actualizarlas.

En el centro está Kiernan Shipka, protagonista del remake de "Sabrina", "El mundo oculto de Sabrina". Shipka es muy solvente. Le viene bien el look de chica "rebelde", tiene buen timing para la comedia y es también verosímil en los momentos de acción. Entre el elenco que la acompaña están Olivia Holt de la serie "Capa y Puñal" como la Pam Miller adolescente, Charlie Gillespie de "Julie and the Phantoms" como Blake Hughes (Lochlyn Munro hace la versión adulta) y Liana Liberato ("Lo mejor de mi") como Tiffany Clark, la primera víctima.

Aunque "Dulces y sangrientos 16" ha sido comparada con "The Final Girls" de 2015, lo cierto es que sólo comparte parte de la premisa: el viaje en el tiempo para salvar a la madre de la protagonista. Sí, también toma de otras películas como las ya mencionadas, pero tiene identidad propia. Más aún, juega con ese aspecto y tiene muchas referencias explícitas e implícitas que van de menciones constantes a "Volver al futuro" (en aquélla, por ejemplo, Mary quiere evitar que sus padres no acaben juntos, aquí Jamie no quiere que se unan antes de tiempo), homenajes (las amigas de Pan son "las Mollys" por Molly Ringwald y en alusión al filme de asesinatos "Heathers"), el propio nombre de Jamie proviene de Jamie Lee Curtis (reina del género slasher y también protagonista de "Un viernes de locos" donde madre e hija deben resolver sus diferencias) y su apellido, Hughes, es en honor de John Hughes, director de clásicos de los 80's, en especial de "El club de los cinco" donde aparece justo Molly Ringwald.

Más aún, la autoconciencia del filme y la perspicacia de Jamie le permiten tomar notar y apuntar cada que se hacen referencia sexistas o misóginas, muy usuales en los 80's; un gran acierto, no se trata de condenarlas o clavarse en ella, pero sí de visibilizarlas. El resto es labor del público. Una gran puntada alrededor de todo ello y de todo lo que estaba normalizado es la frase "los 80's eran muy locos" y sí, lo eran en un sentido muy distinto de lo que hoy se interpreta.

"Dulces y sangrientos 16" totalmente "la mata". Asesinar será "muy 1987", pero en 2023 es un placer culpable y una buena comedia de terror con toques de ciencia ficción y viaje en el tiempo. En la ironía total al sheriff (Randall Park) se le dice sobre "Volver al futuro", "realmente quiero ver esa película". Él responde, "yo no. Odio las películas de viajes en el tiempo. Nunca hacen ningún sentido". Y ese sentido del humor es genial porque irónicamente hace sentido en más de un sentido (y no es trabalenguas).

🩸🩸🩸1/2

EE. UU. 2023 - 1h 46m


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page