top of page

"Desde adentro"

"Todo el mundo es un asesino. Solo tienes que conocer a la persona adecuada," Jefferson Grieff

La sinopsis de "Desde adentro" no le hace ningún favor: "Un preso en el corredor de la muerte en Estados Unidos y una mujer atrapada en un sótano bajo una vicaría inglesa, se cruzan de la manera más inesperada". Eso suena a "El silencio de los inocentes", "La vida de David Gale", "Black Bird: confesiones de un asesino" y muchas, muchas más, pero, para su buena suerte "Desde adentro" es mucho más.

En "Desde adentro", la primera historia trata de Lydia West (Beth Davenport), una joven periodista que acude a la prisión con el interés de entrevistar a Jefferson Grieff (Stanley Tucci), un preso que espera su ejecución, pero que mientras saca el mayor provecho de los beneficios que ha conseguido gracias a que sus habilidades como criminólogo le han permitido ayudar en más de un caso. Es curioso, pero mientras más se le piensa, la cárcel se ha convertido en su consultorio. Aunque Lydia no capta su atención en principio, lo hace cuando le muestra una misteriosa foto que su “amiga” Janice (Dolly West) le envío. La foto, en realidad fue un accidente, pero Janice sí está en peligro. En su visita para dar clases particulares al hijo del pastor Wattling (David Tenant), Janice ha descubierto evidencia de un crimen y lo amenaza con darla a conocer. El pastor no está dispuesto que ello suceda; ha prometido cuidar y proteger a sus feligreses, más aún a su familia.

“Desde adentro” es una gran adición al género del thriller gracias a que se diferencia por su contención (sólo cuatro capítulos) y por el desarrollo y la profundidad que les da a los personajes. Ninguno es un personaje sencillo, todos están enfrentados a situaciones extremas que los enfrentan a dilemas éticos y morales. Por si fuera poco, los actores están en su mejor juego.

A Stanley Tucci lo hemos visto haciendo de todo y aquí como Grieff se nota que la pasa muy bien, sabiendo que es más inteligente que la mayoría, pero también sabiendo que está a días de morir. Los últimos dos episodios muestran justo eso, su vulnerabilidad y que, aunque no lo parece, tiene miedo, quiere seguir viviendo. Atkins Estimond, quién hace a Dillon Kempton, el preso asistente de Grieff, está fantástico. Le da justo el equilibrio necesario y con un timing perfecto y comentarios sagaces es el mejor release cómico.

Por su parte, David Tennant tiene una gran oportunidad en el pastor Watling, un hombre que inicia preocupado por su sacristán y que luego termina involucrándose de maneras insospechadas en un posible suicidio. Parte de ello está en que Janice es un personaje en extremo inteligente y retador, que lo pone al límite. La mezcla que se hace cuando Mary (Lindsey Marshal) y Ben (Louis Olivier) se ven involucrados hace impredecible lo que pueda suceder y eso le da mucha credibilidad a la serie y, desde luego, mucho suspenso. ¿Qué se está dispuesto a hacer para salvar a un hijo de una mentira? ¿Qué se está dispuesto a hacer para salvar a la familia? ¿Qué se está dispuesto a hacer para salvar la vida?

Eso sí, hay un detalle y está en la última escena que parece traicionar a un personaje cuya ética parecía incuestionable, más allá de los juegos que ocupa para salvar su vida. Lo que quiere hacer abre inquietantes posibilidades para una segunda temporada.

En su premisa, “Desde adentro” justo propone y explora alrededor de la cita de Grieff: cualquiera puede ser un asesino, es cuestión de circunstancias. La serie propone, precisamente, que para que un ser humano pueda verdaderamente conocerse desde estar en esa posición, debe ser “el hombre” que mire “desde adentro” la más naturaleza humana en toda su crudeza.

📱📱📱📱

Reino Unido 2022 - 4 Episodios de alrededor de 1 hora


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page