top of page

"Black Bird: Confesiones de un asesino"

"Adentro con el diablo: Un héroe caído, un asesino serian y un peligroso acuerdo por la redención". Ése es el título de la autobiografía que James Keene coescribió con Hillel Levin y que resumen bastante bien aquello de lo que va la muy impactante, introspectiva y perturbadora "Black Bird".

James "Jimmy" Keene (Taron Egerton) era un prometedor jugador de futbol que termina en prisión por diez años por venta de drogas y posesión de armas. De gran personalidad y carisma, a Jimmy le es ofrecida una oportunidad: ser liberado si obtiene información que permita identificar a al menos una de las víctimas de Larry Hall (Paul Walter Houser), preso de manera temporal mientras se inicia el juicio en su contra por el asesinato de una adolescente.

"Black Bird" es una gran serie, pero no es una serie para todos. Es moralmente muy compleja, se toma su tiempo, está llena de ideas y se adentra de manera inclemente en la naturaleza humana. Denis Lehane, quién desarrolla la serie, es responsable de las novelas en que se basan "Mistic River", "Desapareció una noche" y "La isla siniestra", lo que explica la manera en que teje y entreteje cómo la mente y las decisiones son la prisión o la libertad de cada humano.

Taron Egerton está increíble como Jimmy. Da gusto ver a un actor como Egerton, quién inició con el pie derecho en "Kingsman", pero que no se ha conformado. Pudo quedarse en la acción. Ya dio muestras de su versatilidad como Elton John en "Rocketman". Para "Black Bird" se ha transformado físicamente, es impresionante lo que logró, pero, más aún, hace una gran labor en términos actorales. Jimmy inicia luciendo su carisma y con gran seguridad para luego, conforme se va relacionando con Larry, entre la mezcla de su desesperación por salir y el impacto de lo que escucha, transformarse. Literalmente son "confesiones de un asesino" y el precio que paga por conseguir que se abra esa puerta es alto.

Luego está Paul Walker Hauser quién es un pedazo de actor. Hauser es un caso especial. No es el actor típico, pero su calidad histriónica lo ha llevado ya a protagonizar en "El caso de Richard Jewell" dirigido por Clint Eastwood o a formar parte del reparto de "Yo, Tonya", aunque quizás la gente lo ubico más como Raymond, el adulto "raro" que se inscribe a "Cobra Kai". Hauser es experto en personajes ambiguos. Aquí, hace de Larry un hombre que parece distraído, quizás un tanto tonto y por quién nadie da un peso, pero que poco a poco se va desdoblando para revelar otros sorprendentes aspectos.

En "Black Bird" están también Greg Kinnear como Brian Miller y Sepideh Moafi como Lauren McCauley, agentes, y Ray Liotta, en una gran interpretación y su última para televisión como James "Big Jim" Keene, padre de Jimmy. Desgarrador verlo y escucharlo cuando se percata de que, en parte, el que Jimmy esté en prisión es su responsabilidad. "Nunca quise esto para ti. Quería un trato totalmente diferente," le dice.

"Black Bird" es impecable. Tiene grandes valores de producción, un ritmo que se cuece poco a poco, pero que no suelta; dos personajes centrales que se contrastan y que se espejan. La serie hace muy buena labor, a través de su guion, de construir ese puente entre Jimmy y Larry. Hay momentos en que se les siente cercanos, en que no son tan distintos y luego de nuevo se separan pues lo que Larry ha hecho, Jimmy jamás haría. Un acierto incluir flashbacks a sus infancias con Jimmy viviendo el divorcio de sus papás, pero con una gran relación con su padre; Larry viviendo en un cementerio, como hijo de un sepulturero que lo indujo al oficio desde la infancia y que promovió despojara de joyas a los muertos. También funcionan bastante bien los insertos que se hacen en uno de los episodios finales relacionados con Jessica Roach, una de las víctimas y quién cierra con una frase contundente: "Puedes morir, pero no puedes cancelar lo que viviste. Viví", dándole dignidad y valor a la víctima.

Larry Hall fue sentenciado. Sólo se encontraron dos cuerpos de los 21 a los que les quitó la vida. Jimmy fue clave para ello. El conseguir las confesiones le costó tranquilidad, lo obligó a ver el mundo cómo no lo había visto antes. Estuvo con el diablo, como lo dice el título de su autobiografía. "Black Bird" funciona y trasciende pues hace con Jimmy y Larry, lo que Larry sintió que Jimmy hacía con él: "lo mira (lo entiende, lo escucha, lo expone), no mira a través de ellos". Y eso, es lo que representa un pájaro negro, el misterio, lo desconocido y lo espiritual... o su muerte.

📱📱📱📱📱

EE. UU. 2022 - 6 Episodios de alrededor de 1 hora


Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page