La vida de David Gale

“Pasamos toda nuestra vida tratando de detener a la muerte. Comiendo, inventando, amando, rezando, luchando, matando, pero ¿qué sabemos en realidad sobre la muerte? Sólo que nadie regresa. Entonces viene un punto, un momento, en la vida cuando tu mente sobrepasa sus deseos, sus obsesiones, cuando tus hábitos sobreviven a tus sueños y cuando tus pérdidas... Quizá la muerte sea un regalo. Lo único que puedo decirte es que para esta hora mañana estaré muerto. Sé cuándo. No puedo decir por qué. Tienes 24 horas para averiguarlo.” David Gale

David Gale (Kevin Spacey) es un profesor universitario y activista en contra de la pena de muerte. A Bitsey Bloom (Kate Winslet) le ha sido asignada la tarea de entrevistarlo en sus últimos tres días de vida. Gale está sentenciado a muerte por el asesinado de su colega Constance Harraway (Laura Linney). Con cada respuesta que da a Bloom, Gale da pistas para dudar sobre el veredicto que le ha sido impuesto.



“La vida de David Gale” no es un filme sencillo. Es duro, impresionante y controversial. Para muchos es el peor trabajo de los involucrados, para otros un filme ‘raro’, incluso fallido. En realidad, es una película incomprendida. Inicialmente parecería tratar sobre la pena de muerte y estar en contra de ella. El final, aunque contundente podría discutirse, irónicamente, que argumenta a su favor. Definitivamente no dejará a nadie indiferente.


Alan Parker (“Mississippi en llamas”, 1988) se hace acompañar, en esta historia ubicada en Texas –el estado con más ejecuciones al año-, por un reparto de primera línea. Kevin Spacey, en un papel destinado antes a George Clooney y Nicolas Cage, da otra actuación contenida y mantiene el eje de la historia. Kate Winslet se da un respiro y deja por un momento los corsés para interpretar dignamente a una reportera un tanto amateur. Pero es Laura Linney la que se roba el espectáculo. Su papel, aunque secundario, es vital para el desarrollo de la trama y Linney no repara para interpretarlo a plenitud. De haberse estrenado en otra época del año –el estreno en EE.UU. fue en marzo- seguramente hubiera sido considerada a varios premios. Probablemente Universal sabía que el filme deja una impresión y estaba inseguro sobre cuál sería. A pesar de que muchos críticos la condenaron, “La vida de David Gale” se hizo de un par de nominaciones como Mejor Película, nada más y nada menos que al Oso de Oro en el Festival de Berlín, y curiosamente también al Premio FPS de la Sociedad de Filmes Políticos.


La pena de muerte exige una postura. “La vida de David Gale” muestra una, quizás dos. No da respuestas, pero sí hace muchas preguntas. Pero en realidad, “La vida de David Gale” pone sobre la mesa otros dos temas igual de importantes y delicados: la fragilidad del sistema judicial y los límites que el ser humano está dispuesto a romper con tal de conseguir su objetivo. Si el fin justifica los medios, “La vida de David Gale” posiblemente cumple con el suyo. Pero saberlo es difícil. ¿Hasta dónde debe llegarse con tal de probar que se está en lo cierto? Para saberlo vale la pena verla... y quizás aún entonces no se tenga la respuesta.

The Life of David Gale

EE.UU. /Alemania 2003

Director: Alan Parker.

Reparto: Kevin Spacey, Kate Winslet, Laura Linney.

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo