"Cruella" de Craig Gillespie

"Apenas estoy empezando, cariño".

Y sí, pero no o habrá que ver. "Cruella" es una precuela de la icónica villana de "101 dálmatas" o quizás mejor dicho es un relanzamiento del personaje. En ese sentido es un inicio aunque la realidad es que es la villana más explotada de Disney con apariciones en los filmes animados, sus versiones en live action, la serie "Descendientes", sin mencionar que ha aparecido en otros universos como el de "Once Upon a Time". Y no es por nada, Cruella es la villana número 39, la mejor colocada de Disney, en la lista de los 100 Héroes y Villanos del American Film Institute.

"Cruella" empieza literalmente en el inicio, con su nacimiento, para luego brincar a su infancia, marcada por un traumático evento (que no revelaré para evitar spoilers). Desde su primer momento, Estella (Emma Stone), como fue nombrada se destaca por su inusual y natural cabellera multicolor y por tener una actitud desafiante y adelantada a sus tiempos. El filme como tal se concentra cuando en su juventud, cuando, buscando hacerse de un lugar en la industria de la moda, consigue una oportunidad como parte del equipo de la Baronesa von Hellman (Emma Thomson), la diseñadora más destacada de la época.

La verdad es que "Cruella" cumple. Es una película quizás un poco más oscura y con un sentido del humor más negro de lo habitual en Disney, pero no niega su afiliación. Así que su virtud es también su principal defecto, mejor dicho, limitante. Al inicio le falta un poco de fuerza y ello se debe a que Tipper Seifert-Cleveland, la actriz que hace a Cruella a los 12 carece del carisma que el personaje requiere (no es nada personal ni un ataque a la intérprete, simplemente está fuera de casting), por lo que son los hechos los que mantienen el interés. Otra historia es cuando aparece Emma Stone a quién ya hemos visto en papeles que explotan su vis cómica y en este caso está simplemente fantástica, dosificando un tono que fácilmente podría caer en lo sobreactuado y que aquí conserva con toques de locura y dignidad. Quiénes le encontraron parecido con Harley Quinn, sí quizás compartan ese toque de insanidad y extravagancia, un maquillaje recargado y cabellera "rebelde", pero Cruella es única y eso es obra de Stone. Todavía más, cuando interactúa con Emma Thomson es una verdadera delicia. La Baronesa es una suerte de Miranda Priestly (de "El diablo viste a la moda") de época.

"Cruella" tiene un discurso que entreteje dos aspectos, la autenticidad con el empoderamiento femenino. El camino de Estella, que la lleva a convertirse en "Cruella", es justamente ese: mientras descubre su voz como diseñadora y se hace de un lugar en la industria también se reconcilia con su pasado, entiende y define quién es. Las intenciones de Disney son muy claras, convertirla en un ícono de empoderamiento femenino y de la moda. Ahí está también la cuestión, al hacer todo y darle sentido al origen de la ahora anti heroína, no escapa de todos los lugares comunes y eso le resta fuerza . Vaya, de esta Cruella puede incluso argumentarse que tiene cabida entre las princesas y no sé qué tan bueno sea eso, pero eso es otra discusión. Mientras baste decir que como ella misma se define, nació "brillante, mala y un poco loca" y eso es suficiente por el momento.

PD1 Hay una escena post créditos que establece "101 dálmatas".

PD2 Hay varios guiños y referencias a "101 dálmatas" como la mención de que los perros se parecen a sus dueños, la escena en que maneja desesperadamente un auto, una moto y hasta la explicación de porqué Roger la culpa por haber perdido su empleo.

🎬🎬🎬

"Cruella"

EE. 2021 - 2h 14m


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo