"Cobra Kai" / Temporada 4

"Cobra Kai" está en plena forma.

Entre las técnicas de Cobra Kai, de Miyagi-Do y Eagle Fang, "Cobra Kai" se sigue superando en una temporada que le da madurez a sus personajes veteranos e introduce a una nueva generación. Como era de esperarse, tras la conclusión de la anterior, todo gira en torno a la preparación para el torneo donde, según lo acordado, el dojo que pierda cierra sus puertas. Para vencer a Cobra Kai, Miyagi-Do y Eagle Fang se unen dando para algunos de los momentos más divertidos ante las diferencias de sus líderes, Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y Johnny Lawrence (William Zabka). La relación también se presta para que surgan temores ante los métodos del otro y el efecto que pueda tener en los alumnos, en especial en Miguel (Xolo Maridueña) y Samantha (Mary Mouser). Por su parte, Kreese (Martin Kove) recurre a un aliado del pasado en Terry Silver (Thomas Ian Griffith), quién tiene a su vez historia con Daniel (en "Karate Kid 3"), habiéndolo entrenado cuando estuvo distanciado de Miyagi (Pat Morita).

La llegada de Terry le suma a los nexos de la serie con los filmes, pero, más aún, le da equilibrio y hace aún más peligroso a Cobra Kai;Terry es un hombre de recursos y con una deuda pendiente, abrir una cadena de estudios Cobra Kai. Eso sí, los primeros episodios lo muestran como un hombre que vive una vida bastante zen, lo cual parece quedar sepultado por completo cuando vuelve, haciendo del personaje un tanto bidimensional, algo opuesto a lo que la serie ha procurado hacer con el resto de los personajes. El punto definitivo lo pone el desenlace donde le da la espalda a Kreese; LaRusso y Lawrence no eran los únicos con diferencias. Es posible que esa deuda forme parte de un arco narrativo aún por desarrollarse, no en valde la serie ya tiene filmada la quinta temporada.

Más allá del torneo, al que se le dedican los últimos episodios y dónde hay resultados inesperados (pero que hacen sentido si se piensa en el discurso de la serie, en "la gran historia" que trasciende a las temporadas) y muy espectaculares peleas (la de Tanner Buchanan como Robby contra Jacob Bertrand, Eli "Hawk" Moskowitz, sin duda es parte ya de la historia, vaya movimientos y acrobacias), la temporada supera a las anteriores por la manera en que integra nuevos personajes, desarrolla a los existentes y, más aún, continua con un tema central: identidad.

En esta ocasión, obtienen más atención: Eli, de quién es puesta en duda su seguridad ante un evento inesperado que altera su imagen como "Hawk" y quién ahora forma parte de Miyagi-Do; y Tory (Peyton List), cuyo contexto familiar es un poco más explorado y quién, además, establece una inesperada relación con Amanda LaRusso (Courtney Henggeler). También obtienen más tiempo en pantalla Demetri (Gianni DeCenzo) y Kyler (Joe Seo). Una nueva generación comienza a surgir con Anthony LaRusso (Griffin Santopietro), el hijo menor de Daniel que ahora sitúa a la familia con un bully, y Kenny (Dallas Young), el chico nuevo que es su víctima (estratégicamente es de color, una deuda que tenía la serie); ojalá le cambien un poco a la fórmula, ya se ve venir la rivalidad por un amor lo que ya vimos antes entre Johnny y Daniel y Robby y Miguel. Está de regreso, Raymond "mantarraya" (Paul Walter Hauser), un rol que necesita evolucionar y aprovechar a Hauser, un actor muy efectivo en comedia, pero con alcances mucho mayores como ya se vio en "El caso de Richard Jewell". Nicole Brown, quién hizo a Aisha Robinson, en las dos primeras temporadas y se quejó de no aparecer en la anterior tiene una participación especial que le da una mejor "salida" a su personaje. Por si fuera poco, la cantante Carrie Underwood tiene una participación especial en el torneo; bajo su voz se desarrollan varias de las pelas del torneo.

Además de lo anterior, la serie también entrega uno de los momentos más esperados, una nueva pelea entre Johnny y Daniel, y refresca el torneo al cambiar las reglas, agregando una categoría de habilidades y separando a hombres y mujeres. Ahora, para ganar el torneo, un dojo debe predominar entre ellas. Aunque aún recurre a algunos de los mismos recursos, los mismos personajes mencionan en alguna ocasión que hay que "romper los patrones", así que el equilibrio parece estar entre ello, un pco de lo que funciona con algunos cambios que refresquen lo suficiente.

Con cuatro temporadas ya, "Cobra Kai" se enfrenta ante lo inevitable, la nueva generación está por alcanzar los 18 años (el torneo de All-Valley es para menores de esa edad), lo que implicará que probablemente algunos personajes tengan que partir a la universidad en un futuro no tan lejano (no en valde ya hubo un baile o Prom). Es por ello que han llegado ya personajes más jóvenes que apenas ingresarán a la prepartoria (Anthony, antes un rol secundario, y Kenny) y que podrían permitir que la serie tenga más vida, aunque ojalá sepa retirarse en la cima.

Desde sus inicios, desde el primer episodio, "Cobra Kai" ha tenido en el centro el defnir quién se es. La existencia de la serie recae en ello mismo al darle el rol central en esta ocasión a Johnny y mostrando "el otro lado" de la historia, haciendo humanos a los personajes y desarrollando constantemente el tema del bien contra el mal como entidades que existen dentro de cada uno. A esa definición de identidad, la serie le ha dado un especial peso a las figuras de los padres (interesante que ni Daniel, ni Johnny, ni Miguel conocen a los suyos; el de Tory tampoco está presente y parece que Amanda tampoco tuvo una gran relación con él), que debe evitar volver una generalización, y más interesante aún, le suma, incia con ello, el que ninguno de los estilos de karate son la respuesta definitiva, sino que el adecuado es un equilibrio entre ellos que cada practicante debe encontrar.

"¿Por qué? ¿Para qué se pelea?" es la pregunta que se hace uno de los personajes principales en el torneo y que cambia el desenlace. Para otre de ellos, cuando intenta decidir qué estilo usar, la respuesta, que sus senseis están aún asimilando, es "el tuyo", y eso es lo que hace que "Cobra Kai" se destaque y siga creciendo. Más allá de la historia, los personajes y las peleas, es una serie con ideas, es una serie con algo que decir. Esta temporada es una buena batalla, la "pelea por el alma del valle" seguirá y promete ante las sorpresas que los últimos minutos arrojan. Larga (y digna) vida a "Cobra Kai".

🐍🐍🐍🐍🐍

EE. UU. 2021 - 10 Episodios de menos de 45 minutos


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo