"Catalina la Grande" / HBO

Helen Mirren es siempre garantía.

Catalina la grande fue emperatriz de Rusia de 1762 a 1796, el periodo más largo en que una mujer gobernó dicho país. Fue una figura de gran controversia. Llegó al trono tras un golpe de estadio contra su esposo, Pedro III; la sucedió su hijo, quien trató de borrarla de la historia. En su gestión, revitalizó Rusia en medio de constante inestabilidad política y muchas habladurías alrededor de su gusto por hombres más jóvenes.

La mini serie resume tres décadas en cuatro horas. A veces es un tanto difícil seguir su entretejido entre lo político y lo personal, que se centra mayormente en su relación con Grigory Potempkin. La producción es de gran nivel y viste a Catalina con esplendor. Una curiosidad es que Catalina tenía 33 años al momento de tomar el poder, quizás una edad madura para la época, pero Mirren tenía 73 al interpretarla. Es un cambio muy inusual pues la práctica es rejuvenecer a las figuras, teniendo a una actriz más joven y luego envejecería. En cualquier caso, quizás es una forma de proyectar cómo la edad era mirada en aquél entonces. Mirren es precisamente el elemento que eleva la serie. La corona, como ya ha demostrado antes, le sienta más que bien. Es una Catalina astuta, mandona, seductora, juguetona y vulnerable. Gracias a ella, esas contradicciones dejan claro porqué ninguna contradicción desmerece a una figura que encarna a la perfección el calificativo que la precede, Grande.

4 Episodios

📱📱📱


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo