"Cambio de papeles" de Jamie Babbit

Y pues sí, la clave está en los papeles.

Paula es la suplente de Candy Black, una exitosa actriz de comedia física que, sumida en la depresión, las adicciones y cansada de la fama se ha retirado. Paula se ha quedado sin trabajo. Aprovechando su parecido físico (una nariz y una peluca hacen las diferencias), le ofrece a Candy suplirla, primero en rehabilitación y luego en una gira "de la disculpa". El acuerdo funciona para ambas, hasta que Paula se da cuenta que puede ser más que "la suplente".

Drew Barrymore le pone ganas, pero son insuficientes para salvar un filme que pretende ser una sátira del mundo del espectáculo. Parte del problema está en un par de personajes centrales que desde el guion están dibujados de manera pobre. Ni Candy ni Paula son agradables. A nadie le interesa lo que les pase. Si se sigue viendo es por curiosidad de qué pasará y por concluir algo, la verdad es que si se le pone "stop" tampoco es que se pierda de mayor cosa. La otra parte está en en que Jamie Babbit, cuya experiencia está sobre todo en series de televisión y en el melodrama, no consigue aprovecha a su actriz ni darle el ritmo adecuado a la historia. Hay momentos que debieran ser graciosos y no lo son. Barrymore se mueve bien en el género y aquí está desperdiciada, aunque también es cierto que hay actrices como Anna Kendrick que tienen especial talento para lo físico.

"Cambio de papeles" se siente como si "La malvada", "Juego de gemelas" y "El talentoso Mr. Ripley" se hubieran mezclado en una batidora, sólo que en lugar de resultar un batido perfecto, resulta en un Frankenstein que apenas y se sostiene.

🎬🎬

EE. UU. 2020 - 1h 41m


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo