top of page

"Black Panther: Wakanda Forever" de Ryan Coogler

Wakanda Forever.

"Sólo las personas más rotas pueden ser grandes líderes" dice Namor (Tenoch Huerta), ¿será? "Black Panther: Wakanda Forever" inicia con una Wakanda en duelo. T'Challa (Chadwick Boseman) ha muerto, Shuri (Letitia Wright) intentó por todos los medios salvarlo. Ramonda (Angela Bassett) toma las riendas de Wakanda mientras el mundo ve al país como una amenaza por ser la única nación con acceso al vibranium. Buscando encontrar el metal en otro lugar, se meten con los Talocan, una sociedad acuática milenaria que toma cartas en el asunto y que considera que Wakanda debe resolver la cuestión pues son el origen del conflicto.

"Black Panther 2" iba a ser otra historia, pero la partida de Chadwick Boseman cambió los planes. Marvel decidió no recastear el personaje en un acto de respeto a Boseman como un hombre que lucho en silencio y con dignidad contra el cáncer, en tributo a un actor cuyo trabajo fue reivindicar a través de sus personajes (el abogado Thurgood Marshal, el músico James Brown, el jugador Jackie Robinson) a la comunidad de color, muchos de ellos los primeros en hacerse de un lugar en una sociedad de blancos; nadie más sería T'Challa, el primer héroe de color del Universo Marvel. Luego está también el hecho de que "Black Panther" es probablemente el filme más exitoso de los ahora ya treinta. Fue el primer filme de un personaje nuevo en superar el billón de dólares y es el único en haber conseguido siete nominaciones al Oscar, incluida Mejor Película, y recogido tres (Música Original, Vestuario y Diseño de Producción).

El resultado es decente. "Black Panther: Wakanda Forever" es ambiciosa. Por un lado, es un tributo a Chadwick Boseman, en especial en los primeros minutos y luego en la escena post créditos que establece que su legado continuará; contrario a lo usual, es la única escena post créditos. Por otro, crea el viaje de Shuri para convertirse en la nueva Black Panther, desarrollando al personaje en un rumbo algo distinto al que llevaba donde se le había colocado más cómo una genio de la tecnología, mientras que ahora debe ser una líder y una figura de acción. Por otro más, introduce principalmente a los Talocan y, en especial a Namor, uno de los primeros héroes de los cómics, pero también a Riri Williams / Ironheart (Dominique Thorne), quién será heredera del legado de Tony Stark / Iron-Man y probablemente la nueva mente científica (no que Shuri deje de serlo, pero ahora tiene otro rol). Es mucho... porque además están Evert K. Ross (Martin Freeman) y Valentina Allegra de Fontaine (Julia Louis-Dreyfuss), quiénes terminan en medio / al lado del conflicto y resultan haber sido esposos, la introducción de Aneka (Michaela Coel), una Dora Milaje que en los cómics tiene un romance con Okoye (Danai Gurira), generala que cae en desgracia y sí, también aparece Namora (Mabel Cadena), la prima de Namor y Michael B. Jordan tiene una aparición especial como Killmonger. Es mucho, repito.

Ahora, a pesar de ello, que justifica se larga duración (la segunda más larga en la historia de Marvel) y que en un par de momentos decaiga, "Black Panther: Wakanda Forever" sale avante y mueve adelante a la franquicia en varias direcciones. Es, hay que decirlo, un filme un tanto oscuro, triste y enojado; la celebración de T'Challa / Chadwick Boseman se queda en los primeros minutos. Es también el último filme de la Fase 4 y se nota. La Fase 4 es el primer acto de la nueva gran historia, "La Saga del Multiverso".

En su ambición, "Wakanda Forever" sacrifica un poco de calidad y enfoque narrativo. A cambio entrega un gran campo de acción para Letitia Wright y Angela Basset, a la segunda, incluso se le ha mencionado como una candidata al Oscar. Ramonda, como bien dice, ha sacrificado, ha perdido a un esposo y ahora a un hijo, por su pueblo y, además, debe seguir al frente de la nación. La película también sabe bien qué sacrificar en aras de mover la acción. Sin dar spoilers, al menos un personaje relevante muere, pero ello permite que una heroína nazca y también redirige a Nakia (Lupita N'yongo), quién adquiere un nuevo rol de guía. Shuri, por su parte, es una digna heredera del legado de Black Panther y Letitia Wright una actriz de gran peso dramático.

La llegada de Namor es también un punto fuerte. La aparición de los Talocan establece una sociedad que en sus propios términos rivaliza con Wakanda. Ahora sí que Wakanda es especial, pero no tanto. Gran trabajo y gran acierto el darle toques prehispánicos y el que se comuniquen con el maya como lengua, aunque quizás hubiera sido adecuado dejar ciertos detalles para la película de Namor (¿Necesitábamos todo ese detalle? ¿Todas esas explicaciones?. Desde luego, un acierto el que Tenoch Huerta y Mabel Cadena se integren al universo, aunque ya también es inevitable pensar que los filmes de Marvel se están convirtiendo en las Naciones Unidas pues con cada nueva entrega (incluida las series) suman nacionalidades, grupos racionales o minorías. Sí, es un poco en aras de la inclusión y representación, es también otro poco en aras de impactar más mercados. ¿Quién queda sin poder ser un héroe? No me malentiendan, es positivo, lo que cuestiono es si se hace por las razones correctas.

Con Riri Williams / Ironheart sucede algo similar a lo que se hizo con América Chávez en "Doctor Strange en el multiverso de la locura", es un mecanismo de la trama para moverla adelante. El personaje tendrá su serie en 2023 y ya ahí se contará más de ella. Así con otras de las subtramas. La verdad, hubieran podido prescindir del personaje y resolverlo de otra manera, pero así generan interés por la serie.

En fin... aunque "Wakanda Forever" se erige como una entrega sólida, con la factura característica de Marvel y mucho que verle y reverle se le nota el peso con el que carga. Wakanda se rompe en "Black Panther 2" como lo hace Shuri, pero sólo en ello puede haber la reconstrucción que se necesita para que Wakanda pueda seguir por siempre.

🎬🎬🎬1/2

EE. UU. 2022 - 2h 41m


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page