top of page

"Berlín"

"Sólo hay dos cosas que pueden convertir un día de perros en un día maravilloso: la primera es el amor... la segunda es un botín de más de diez millones de euros," Berlín.

¿Y si hubiera una tercera? ¿Quizás una buena serie? ¿Película? ¿Historia?

"Berlín" es la primera. Tras el éxito de "La casa de Papel", en una época donde las propiedades intelectuales se explotan o desarrollan a todo su potencial, era inevitable que llegaran secuelas, precuelas y spin-offs. 2024 verá una precuela "El golpe del siglo". "Berlín" lo es también y es también una spin-off.

Andrés de Fonollosa (Pedro Alonso), mejor conocido como "Berlín", ha concluido su tercer matrimonio. Para transformar ese "día de perros" sólo le quedan dos opciones, enamorarse o llevar a cabo un robo. Lo primero, dada la causa del mal día, parece fuera de posibilidad. Lo segundo, ya está en curso. Junto a Keila (Michelle Jenner), una hacker; Damián (Tristán Ulloa), un profesor y los jóvenes Cameron (Begoña Vargas), recién salida de un psiquiátrico, Roi (Julio Peña), un exconvicto, y Bruce (Joel Sánchez), el músculo, robarán un botín de joyas de una prestigiosa casa de subastas en París.

"Berlín" sabe lo que hace. Si lo hace mejor que "La casa de papel" desconozco, no he visto la serie, pero ahora quiero hacerlo y seguro lo haré poco a poco. El primer episodio es provocador. Establece bien el reto, pero también una nueva complicación cuando aparece Camille (Samantha Siqueiros), la esposa del experto de la casa de subastas, y de quién Berlín "se enamora", por no decir que los personajes están cada uno trazado e interpretado de tal manera en que provoca.

El desarrollo es ágil, aunque un poco más largo de lo necesario. En realidad, si lograrán el atraco se resuelve en los tres primeros, el resto van del escape de París. Funcionan porque ahondan en los personajes y porque todos oscilan precisamente entre el amor y el dinero. ¿Cederán ante uno u otro? ¿Pueden tenerse ambos? ¿Qué mantiene con vida? Lo que alarga de más es justo la obsesión de Berlín por Samantha, pero salvan la química palpable entre Cameron y Roi y Keila y Bruce.

A Begoña Narvaez la vimos hace poco en "Bienvenidos a Edén" y a Julio Peña como Ares, el protagonista de "A través de mi ventana". Son actores de gran atractivo físico y la serie no se contenta con ello, les da material para contar qué los llevó ahí. Eso es lo que captura y mantiene el interés cuando la serie tropieza. Cameron y Roi son los atormentados. Con Michelle Jenner ("Julieta") y Joel Sánchez pasa algo similar. En este caso donde ella, viviendo en el ciberespacio, ha vivido poco, por no decir nada, pero no puede evitar lo que Bruce le hace sentir. Este es el debut de Joel Sánchez, modelo. Es un buen debut. A Tristán Ulloa no lo olvida la serie y le da también su momento de crisis que pone casi, aunque menos, en riesgo toda la operación. Najwa Nimri repite como Alicia Sierra Montes, inspectora del Cuerpo Nacional de Policía.

"Berlín" significa oso y un oso simboliza liderazgo, protección y valentía. Berlín tiene la primera, se olvida de la segunda, la tercera le es inherente. "Berlín" es sobre aquél famoso refrán, "afortunado en el juego, desafortunado en el amor". ¿Qué es el amor sin uno o sin otro? ¿Qué es la vida sin algún tipo de emoción?

📱📱📱1/2

España 2023 - 8 Episodios de menos de 1 hora


Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page