top of page

"Godzilla Minus One" de Tkashi Yamazai

La grandeza no está en el tamaño.

"Godzilla Minus One" es una de las sorpresas de 2023. Es una producción japonesa realizada con un presupuesto muy menor, 15 millones de dólares. Es también la película número 37 en la franquicia de Godzilla y la quinta en la era Reiwa.

"Minus One" iniciá en 1945, casi al final de la Segunda Guerra Mundial. Köichi Shikishima (Ryunosuke Kamiki), un piloto kamikaze (pilotos suicidas) es incapaz de de dispararle a Godzilla cuando aparece en la base Odo y permitiendo muerte y destrucción. Un par de años después, Köichi ha intentado reconstruir su vida con Noriko (Miname Hamabe), una joven con quién se ha encontrado a su regreso a Japón, y con Öishi (Sae Nagatani), una niña que ha adoptado como propia. Godzilla sigue ocasionando destrucción. Un nuevo plan surge para terminar con el monstruo y en él Köichi tiene una oportunidad para redimirse.

Las películas de monstruos parecieran ser sólo sobre destrucción, acción y efectos visuales, más aún las kaiju (termino japonés utilizado para denominarlas). "Godzilla Minus One" se distingue de la mayoría en que entiende que no se trata de qué tan espectacular sea el monstruo o el caos que causa; es más, los de éste, comparados con filmes de Hollywood, quizás incluso desmerezcan (no lo hacen, la estética visual es fría e inhóspita y recuerda producciones de los 80's y 90's, otro acierto). Y es que "Godzilla Minus One" no es sobre el monstruo... bueno, sí, porque el monstruo es una metáfora y porque esa metáfora es universal.

El centro de "Godzilla Minus One" es Köichi, en especial, su dilema. El acercamiento es muy oriental y tiene que ver con el honor. El que Köichi sea incapaz de atacar al monstruo ocasiona muertes. Él, por definición, debía estar preparado para ello. Es un piloto kamikaze, pero no ha sido capaz tampoco de cumplir dicha función. El que conforme una familia con Noriko y Öishi pareciera justo alejarlo más de ello. Ahora tiene quiénes dependen de él, tiene lazos afectivos, aunque no quiera aceptarlos, con ellas. Sin embargo, es justo lo que aprende y lo que hace que "Godzilla Minus One" sea un filme tan poderoso y emotivo. Quizás no esté con ellas, pero en hacer ayudar a crear un mundo mejor para ellas, uno más seguro, les estará profesando el mayor amor y también estará teniendo honor. Sí, "Godzilla Minus One" es un filme de ideas y ésta no es la única.

Pareciera por lo anterior que "Godzilla Minus One" pone de lado la acción en función de lo ideológico, no es así, los entrelaza. Es un filme de acción, con elementos de terror y con secuencias vistosas e inteligentes donde hay destrucción y un despliegue de Godzilla, pero en las dosis y las medidas necesarias. No siempre se necesita al monstruo en pantalla. A veces es suficiente con ver un vagón del metro volar, por ejemplo. Hay un equilibrio en etre ellas y aquéllas que desarrollan a Köichi y aquéllas que construyen la propuesta ideológica. "Godzilla Minus One" habla también de trabajo en equipo y de comunidad; sí, hay también un tanto de agenda socialista y comunista que hay que no puede ignorarse.

"Godzilla Minus One" es la respuesta. 2023 será recordado como el año de la crisis para los blockbusteres. "Rápidos y furiosos 10", "Misión imposible - Sentencia previa", "The Marvels" e "Indiana Jones y el dial del destino", entre otras, quedaron lejos de las proyecciones de taquilla y los resultados esperados, varias incluso fracasando antes sus elevados presupuestos de entre 200 y 300 millones de dólares. "Godzilla Minus One" es la respuesta. Es un éxito de crítica y taquilla y es una producción hecha con el 10% o menos que cualquiera de las mencionadas. Es una muestra de que la grandeza no está en el tamaño, está en el uso de los recursos en función de una idea, de una verdad universal que conecte. "Godzilla Minus One" lo hace. Japón uno, Hollywood... ¿cero?

🎬🎬🎬🎬🎬

Japón 2023 - 2h 4m


19 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page