top of page

"Viaje todo robado" de Diego Graue

"Lo bailado nadie te lo quita," dice un dicho popular que aplica muy bien a la filosofía de Carlos (Bruno Bichir), un empleado contable que vive al día y que debe más de lo que tiene (la ironía). Cuando Carlos encuentra por accidente un fajo de dólares decide, en lugar de pagar sus deudas, que es momento de llevar se compras a la familia.

"Viaje todo robado" llega a sacar alguna carcajada, pero fuera de ello es una película que se siente fuera de tiempo. Está ubicada en el 2000, lo que la ubica ya como una película de época. Ése no es el problema, el problema es que la dinámica de ir a EE. UU. de compras se siente por completo inconexa e irrelevante hoy y ello ocurre porque el conflicto de Carlos, su necesidad o carencia, nunca conecta con el espectador. La regla número uno de cualquier historia es que el espectador se identifique con el protagonista, pero aquí no sucede. El interés se da por saber qué pasará, si devolverá el dinero y cuando es claro que no, qué consecuencias habrá.

Los pasajeros de "Viaje todo robado" son buenos y hacen lo mejor que pueden. Está Bruno Bichir como Carlos, el padre que oculta todo lo mal que están económicamente. Ana Claudia Talancón es Lola, la madre ludópata que espera la suerte le cambie. German Braco es Charlie, el adolescente que "despierta a la vida", mientras se va dando cuenta que no todo son las apariencias. Están desaprovechados. ¿Dónde están el Bichir de "El callejón de los milagros", la Ana Claudia de "Ladie's Night" o el Germán Braco de "Háblame de ti"? Es un problema, primero de guion, que no hace nada por desarrollar a los personajes, y luego de dirección que no aprovecha al elenco. Aparece tamibén Irka Castillo, hija de Irán Castillo y quién debuta; es muy natural como Dolores, quién se hace de uno dinerito quemando música para sus compañeros. En papeles de reparto están Martha Claudia Moreno como compañero de Bingo de Lola y Norma Angélica como su prestamista.

A "Viaje todo robado" le falta compromiso y entendimiento con aquello que quiere decir y recursos para construir una tragicomedia que precisamente haga eso, reír con el desfortunio de sus personajes. En lugar de ello entrega escenas que parecen viñetas de una serie de eventos desafortuados (un auto rayado o el olvido de los pasaportes), pero que no suman unas con las otras. Es un viaje más, no un memorable. "Lo viajado nadie te lo quita" propone, pero "Viaje todo robado" sí roba tiempo y justo eso, "pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día". Que "Viaje todo robado" no te robe de un mejor viaje.

🎬🎬

México 2023 - 1h 37.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page