V de venganza

“Remember, remember, the 5th of November”, Evey Hammond.

En apariencia “V de venganza” parece ser una película divertida, pero es mucho más que mero entretenimiento. De la mano de los hermanos Wachovsky, responsables de “Matrix” (1999), y productores y guionistas de “V de venganza”, James McTiegue debuta en la pantalla grande con la adaptación de la novela gráfica de Alan Moore. El caricaturista ha pedido que su nombre sea borrado de todas las adaptaciones que se han hecho de su obra. Y si bien “La liga de los hombres extraordinarios” (2003) es verdaderamente insulsa y “Desde el infierno” bastante regular, “V de venganza” es espectáculo recomendable. Desconozco qué tal fiel sea al original, pero como película se sostiene dignamente.



En el 2020, Inglaterra es gobernada por un dictador fascista que promete seguridad pero no libertad. Un hombre se le opone, V (Hugo Weaving). El enmascarado se mueve por Londres a pesar de los esfuerzos de la policía por detenerlo. El 5 de noviembre, V se propone conseguir lo que Guy Fawkes, un católico cuyo rostro porta, no logró en 1605: terminar con la tiranía protestante. V volará el parlamento. Para su causa ha reclutado a Evey (Natalie Portman), una reportera que salvó de un intento de violación, y cuya actitud hacia él ha variado del agradecimiento a la admiración, pasando por el miedo y el desprecio.


“V de venganza” funciona en gran medida como un thriller. El guion y la dirección de McTiegue mantienen el ritmo constante y la trama con los suficientes giros para mantenerla interesante. El nivel de escenas de acción es menor aunque no todas están bien redondeadas. Donde “V de venganza” tiene éxito es en sus actuaciones y la crítica que hace al sistema (“la gente no debe tener miedo del gobierno; el gobierno debe tenerlo miedo a la gente”), amén de una muy interesante, que no exhaustiva, disertación sobre el terrorismo.


El protagonista de “V de venganza” siempre está detrás de una máscara. El hecho sirve a una función ideológica y narrativa. En apariencia podría ser un obstáculo para la efectividad del filme, pero no lo es. Hugo Weaving se las ingenia para con su voz y movimientos corporales hacer de V un personaje tanto misterioso como interesante. La réplica que recibe de Natalie Portman, quien lleva a su personaje por un amplio rango de emociones y cambios corporales (incluida la tan sonada pérdida de su cabellera que en este caso bien sirve al propósito pues no es un pretexto para ‘demostrar’ talento), da de nuevo muestras de que es una de las mejores actrices de su generación.


La dimensión de la cruzada de V es difícil de digerir en un par de horas. Pero “V de venganza” es una buena introducción a las complejidades que la implantación de un gobierno conlleva, y sobre todo, a las causas que puede haber tras un hecho terrorista. Después de ver “V de venganza” será menos fácil sacar rápidas conclusiones. Y todo bajo el aura del arte, que como bien dice V “miente para decir la verdad”.

V for Vendetta

EE.UU./Inglaterra/Alemania 2005

Director: James McTiegue.

Reparto: Natalie Portman, Hugo Weaving, Stephen Fry, John Hurt, Stephen Rea.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo