Un verano para toda la vida

Ilusión, amor y madurez.


Australia, 1960. Cuatro huérfanos que comparten el haber nacido en diciembre son elegidos para pasar el verano con una familia en la playa. El grupo inicia divirtiéndose y termina compitiendo una vez que sospecha que una joven pareja podría adoptar a uno de ellos. Sólo Maps (Daniel Radcliffe), el mayor, parece indiferente al hecho debido a que ha puesto sus ojos en Lucy (Teresa Palmer) con quien vivirá su primer amor. La historia es contada en su adultez por Misty (Lee Cornie).



Daniel Radcliffe demuestra que tiene un futuro lejos del personaje que le ha dado fama: Harry Potter. El joven actor ha causado ya controversia por su participación en la obra de teatro “Equs”. En “Un verano para recordar”, sin el escándalo, lo hace de nuevo al interpretar de forma convincente y con solvencia un personaje secundario que, sin embargo, sirve precisamente para mostrar la transición que vive: de niño a adulto. Como Maps (personaje originalmente destinado a Freddie Highmore) enfrenta su primer amor, su primer cigarrillo y su primera relación sexual, pero más aún, enfrenta el momento en que decide que rumbo y que tipo de adulto será. Y Radcliffe está listo para enfrentar otros roles, personajes adultos.


Si bien “Un verano para recordar” funciona, la historia se beneficiaría de contar con un eje más claro. La trama oscila entre la lucha de los niños por ser adoptados y el romance de Maps. Ambas llegan a buen fin, pero ninguna sobresale. Quizá el truco hubiera estado en centrar el conflicto en la relación entre los niños, y mejor aún, en lo que ese verano inolvidable significaría para cada uno de ellos.


La película se basa en la novela homónima de Michael Noonan y ante todo es una historia sobre lo que significa crecer. Está bien realizada, bien dirigida, bien actuada, cuenta con una buena banda sonora y una excelente fotografía. Es sumamente disfrutable, aunque no se diferencia por nada en particular. No hay mayor razón para verla o evitarla, pero seguramente pasará a la historia precisamente por el valor transitorio que tiene para Radcliffe. Es recomendable como lo son otros cientos de películas que curiosamente se pierden entre los recuerdos del verano (y ojo, en Australia el verano tiene lugar en diciembre).

December Boys

Australia 2007

Director: Rod Hardy.

Reparto: Daniel Radcliffe, Lee Cormie, Teresa Palmer, James Fraser.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo